Las posibles aternativas de Grecia: el dilema del acuerdo con Rusia.

Tras el nuevo acuerdo del Gobierno griego con los socios de la eurozona, (en especial con Alemania) se habré un mundo de posibilidades geopolíticas para el país heleno que pueden servir de contrapeso a las insoportables presiones de la Eurozona, y de una moneda que cada vez es menos de todos los europeos.

Mucho se ha hablado de las relaciones entre Rusia y Grecia, países que comparten entre otras cosas la religión ortodoxa, situación geográfica con intereses mutuos (la salida al Mar Mediterráneo de especial interés para Rusia), la complicidad extravagante de quien comparte enemigo, y por supuesto, las relaciones comerciales, punto delicado desde que la UE impusiera sanciones  a Rusia por la supuesta participación rusa en la guerra ucraniana.

El pasado 8 de abril el primer ministro Alexis Tsipras mantuvieron encuentros diplomáticos con Putín en Moscú, muchos lo señalaron como el principio de un gran acuerdo económico, político y geopolítico. Para poder leer esta compleja situación, es preciso establecer un marco comparativo entre intereses mutuos de Grecia y Rusia que permitan ver las posibilidades( o no) de un acuerdo estratégico ruso-griego.

La cuestión del Gas ruso: Un gasoducto que pase por Grecia para abastecer al sur de Europa.

Antes de que Syriza ganase las elecciones Putin ya ofreció la posibilidad de crear centros de gas adicionales en territorios turco para su posterior transporte a Europa a través de Grecia.

Syriza: “la oferta de Rusia de crear un centro de gas adicional griego es muy interesante”

Esta oferta acabó cumpliéndose, el 19 de junio del 2015 Grecia y Rusia firman un acuerdo de prolongación del gasoducto turco a través de Grecia.

“RUSIA Y GRECIA FIRMAN UN PACTO PARA PROLONGAR EL GASODUCTO DESDE TURQUÍA”

Salida de Grecia de la OTAN

Quizás una de las alternativas más débiles del gobierno griego debido a las presiones estadounidense por preservar las bases  americanas alojadas en el país heleno, y que sirven de puente a Oriente Medio. Esta opción nunca ha estado en el debate político debido a la complejidad y peligrosidad que supone enfrentarse no solo a la UE, si no también  a los intereses militares americanos, piedra angular de la política de EEUU. Esta salida de la OTAN se observa más como una alternativa a tener en cuenta que como una posibilidad real, ya que en geopolítica es necesario tener un abanico de posibilidades abiertas.

Chipre: el antecedente de la no ingerencia Rusa en países europeos.

En Marzo del 2013 ante la difícil situación financiera de los chipriotas, el gobierno decidió pedir ayuda económica a Rusia ante las condiciones del Eurogrupo. Rusia se negó y Chipre tuvo que asumir las costosas ayudas de la UE.

Otra posibilidad para que Rusia se niegue a prestar ayuda a Grecia es la difícil situación económica por la que pasa el Kremlin, debido a la bajada estratégica del petróleo por parte de USA, y las sanciones impuestas por la UE. Aunque quisiera, Rusia no podría ofrecer un rescate financiero dada la situación a día de hoy de Grecia, gravemente perjudicada por semanas de corralito. El Kremlin ya ha tenido que rescatar a sus propios bancos y reducir el gasto ante el ataque de occidente a la economía de los países productores de petróleo.

“El fin del mito de la ayuda rusa a Grecia”

Pensar, Disputar, Construir. 

Deja un comentario