Despertando a Buruaga

El periodista Ernesto Sáenz de Buruaga ha opinado recientemente en El Mundo  acerca de una supuesta propuesta del Ayuntamiento de Madrid para cambiar los nombres franquistas de algunas calles, por considerarla una muestra de la escasa preparación del nuevo gobierno municipal. Pero no establece la relación entre una decisión política y una preparación para un cargo.1432029824_740831_1432030118_noticia_normal (1)

No obstante, aún peor parece ignorar las nuevas iniciativas sociales bajo su indignada defensa del pasado franquista. Quizás debería aplicarse su propio texto a sí mismo.

Tampoco es esto lo más grave: es peor la agresividad de frases como «la izquierda radical […] se desangra entre memeces». Podrá estar o no de acuerdo con la iniciativa, pero no parece democrático ni respetuoso el insulto y la burla ante quien siente dolor por injusticias, muertes, torturas y encarcelamientos, en vez de argumentar sobre la conveniencia de la medida, como haría un verdadero intelectual.

Y, con todo, lo más burdo es que este periodista no haya cotejado sus datos. En un acto de escasísima profesionalidad, ha dado por bueno lo primero que ha leído. Pues esta iniciativa no existe, como puede leerse con poco que se busque, como ha señalado en una nota el ayuntamiento de Madrid, en el que se cita a la portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre, respondiendo a una pregunta al respecto en rueda de prensa:

“No ha empezado todavía, era un compromiso la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, que intuimos no se está cumpliendo al cien por ciento en el callejero madrileño. Haremos lo posible por recoger las propuestas ciudadanas y vecinales y por, en el caso que sea necesario, trasformar los nombres que no se ajustan a la ley estatal de memoria histórica y cambiarlos en un proceso participado por nombres que sí lo hagan. Pero este plan no está en marcha de forma organizada y estructurada, no existe todavía como un plan concreto porque queremos hacerlo en coordinación tanto con los distritos como con la sociedad civil.”

Pensar, Disputar, Construir

  1. […] la revisión de los homenajes del callejero madrileño al panteón franquista cumpliendo con la ley de memoria histórica, o la no cesión por Ayuntamiento del espacio donde se celebraba desde 1940 una ceremonia de […]

    Responder

Deja un comentario