El Ministerio de Hacienda amenaza por carta al Ayuntamiento de Cádiz con la intervención de las cuentas por deudas del anterior gobierno

 El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, compareciendo en bloque, ha hecho pública este jueves una carta remitida la semana pasada desde el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en la que se “alerta” con intervenir las arcas municipales debido al “incumplimiento sucesivo” del pago a proveedores. El alcalde la ciudad, José María González, ha sido tajante al respecto y ha mostrado su “más firme rechazoante lo que este Gobierno entiende como una agresión, como un chantaje al Ayuntamiento de la ciudad y a los gaditanos y gaditanas cuando precisamente dirigimos la política a salir del abismo”.

José María González, que ha recordado que la deuda con los proveedores “fue generada por la mala gestión del anterior equipo de Gobierno, del Partido Popular”, ha adelantado tres medidas que llevará a cabo sin dilación: hablar con Susana Díaz para que intervenga la Junta de Andalucía, pedir una mesa de diálogo con el Ministerio de Hacienda de cara a reestructurar las cuentas y explicarle a la ciudadanía las causas de la deuda.

El nuevo alcalde de Cádiz expresó su “voluntad de diálogo con el Ministerio de Hacienda y el Gobierno central”. “Con diálogo todo, con chantajes nada”, avisó.

Junto al alcalde tomaron la palabra David Navarro y Martín Vila. El primero, concejal de Hacienda, ha puesto el foco en que “es la primera vez que el Ayuntamiento de Cádiz recibe esta carta a pesar de que el plazo nunca se ha cumplido”, mientras que el segundo, primer teniente de alcalde y edil de Urbanismo, ha asegurado que “el PP utiliza la propia deuda que generó como una soga para asfixiar al equipo de Gobierno”, añadiendo que “no acepta el cambio de color político en Cádiz y utiliza al Ministerio de Hacienda como arma política”.

La carta remitida por el Ministerio de Hacienda se refiere a una posible retención del PIE(Participación en los Ingresos del Estado) de la siguiente manera: “Si persiste la superación en más de 30 días el plazo máximo de pago previsto en la normativa de morosidad se podrá proceder por el órgano competente de la Administración General del estado para satisfacer las obligaciones pendientes de pago que las Corporaciones Locales tengan con sus proveedores”.

David Navarro, que ha dejado claro que el pago de las nóminas a los funcionarios es “algo sagrado”, ha explicado que mantiene negociaciones con varias entidades financieras “para conseguir la liquidez necesaria”.

CÁDIZDIRECTO/J.M.V

Deja un comentario