Algo huele a podrido en Dinamarca

El líder de Ciudadanos presume de transparencia. Pero las cuentas que el partido enseña en la web no cuadran y abren numerosos interrogantes

El candidato de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, suele repetir que su partido es el que tiene menos donaciones privadas, que jamás han recibido un trato de favor de las instituciones financieras y que la organización Transparencia Internacional les ha puesto un 10 en transparencia. El discurso de Ciudadanos, en un país en el que la monarquía, sindicatos, partidos, patronales, tribunales, banqueros o reguladores se han visto implicados en un carrusel de escándalos, ha servido a un partido menos nuevo de lo que parece para vender motos regeneracionistas mientras apuntalaba artefactos como los gobiernos del PP en Madrid o el PSOE en Andalucía, ambos con un historial a la altura de la FIFA.

Sin embargo, un repaso al apartado de transparencia de su página web, que contiene la información financiera de Ciudadanos, lleva a hacerse algunas preguntas.

CTXT ha preferido plantearlas en público para que el partido pueda responderlas, en aras de la transparencia, también en público.

1. ¿Por qué C’s no sigue la plantilla para la presentación de cuentas de partidos políticos válida desde enero de 2014 y publicada en el BOE en 2013?

La financiación de partidos en España es un arcano que ha deparado múltiples tardes de gloria en toda la geografía española. Dentro de ella, capítulo aparte merecen las fundaciones de –o afines a– los partidos, que tienen un currículum lleno de éxitos.

2. ¿Por qué en el apartado de transparencia de la web de Ciudadanos solo aparecen las cuentas de una de las tres fundaciones vinculadas al partido, Tribuna Cívica, y no aparecen las de las asociaciones Egara Civitas y Catalunya Constitucional?

3. ¿Por qué las últimas cuentas publicadas de dicha fundación corresponden al ejercicio 2012, previo a la expansión territorial del partido, y no recogen su actividad de los dos últimos ejercicios?

4. ¿Por qué se publican las cuentas del partido hasta el año 2010 y no se incluyen las de 2009, año en que el partido se presentó a las elecciones europeas con una coalición encabezada por Miguel Durán bajo el liderazgo del millonario irlandés Declan Ganley?

5. ¿Por qué en las cuentas de resultados de los ejercicios de 2011 y 2012 no aparece cantidad alguna en concepto de gastos financieros a pesar de que en los balances se acredita la existencia de deuda con entidades financieras, cuando en el ejercicio 2010 sí se contabilizan los gastos financieros?

Dos imágenes tomadas de la web de Ciudadanos. El balance (izquierda) afirma que en 2014 ingresó 3,2 millones de euros privados y públicos. En el presupuesto anual (derecha) afirma que recaudó en total algo menos de 1,5 millones.

Los ingresos de los partidos se dividen entre los públicos y los privados. Las cuentas de Ciudadanos del ejercicio 2014 recogen los privados –cuotas, donaciones y aportaciones de cargos públicos– en la partida “Prestación de servicios”, por un importe total de 1.357.520,49 euros, y los públicos, con un importe cercano a los 1,9 millones de euros. Sumados, los ingresos totales suman 3,2 millones de euros.

Por otro lado, en el presupuesto anual se habla de unos ingresos totales de 1.486.108 euros (309.108 de los cuáles corresponden a ingresos privados), sin que en el documento de liquidación presupuestaria se aprecien desviaciones relevantes.

6. ¿A qué se debe (ver capturas de imagen) la diferencia de ingresos entre el presupuesto y la cuenta de resultados, tanto en el total (algo menos de 1,5 millones frente a 3,2) como en los ingresos privados (0,3 millones frente a 1,4)?

7. ¿Cuál es la fiabilidad del proceso de auditoría interna a la vista de erratas como el hecho de que los 148.114 euros de la campaña de las elecciones europeas que el Tribunal de Cuentas atribuye a “Aportaciones del partido” sean atribuidos a “Anticipos de la administración” en el resumen financiero de la campaña de las europeas?

8. ¿Por qué la liquidación presupuestaria del ejercicio 2014 no recoge el impacto de la entrada de C’s en el Parlamento europeo?

La cultura democrática imperante en la joven democracia española está construida, a diferencia de lo que sucede en otras democracias más aburridas, sobre la base de que el debate público se centre más en las promesas electorales del político de turno que en los logros y actuaciones que ha realizado en el pasado. Este hecho, herencia directa del llamado “milagro” de la transición y de los poco edificantes orígenes del actual régimen español, dificulta sobremanera la rendición de cuentas y desplaza el debate político desde la realidad –esto es, lo que efectivamente se ha hecho– hacia zonas más confortables donde elpressing catch partidista puede lucir algo más presentable.

Sin embargo, no estaría de más que, además de promesas electorales que carecen de memorias económicas que cuantifiquen su impacto económico, el partido de la transparencia y la regeneración a) publicase las cuentas de sus entidades vinculadas y b) coordinase la información contenida en sus presupuestos y cuentas anuales debidamente consolidada (y no como fueron presentadas en años precedentes a organismos como el Tribunal de Cuentas del Reino o la Sindicatura de Comptes de la Generalitat), e incluyendo toda la información relativa a su presencia en el Parlamento Europeo.

Eso contribuiría a que la apelación a ese imaginario que se vende, con Dinamarca como modelo, pasara de las palabras a los hechos.

Publicado en CTXT 

PEP CAMPABADAL / FRANCESC MIRALLES

  1. jose manuel marcos nacher 26 octubre, 2015, 8:53 pm

    Desde hace años siempre se ha producido el mismo patrón que tiene ahora Ciudadanos. Bien en organizaciones mas pequeños, en otras privadas, etc.etc.
    Y la repetición es la misma, se va creando una falsa realidad y que inducido por medios de comunicación y poderes económicos penetra en la gente y cuando se dan cuenta todo lo consideran cierto.
    Espero que esta vez PODEMOS y otras pequeñas organizaciones de izquierdas sean capaces de desvelar toda esta mentira que es Ciudadanos.

    Responder

Deja un comentario