Berlín aún paga 100.000 euros anuales a exmiembros de la División Azul

Publicado en Naiz el 4 de Noviembre del 2015

Alberto Pradilla

Miembros de la División Azul, el batallón de voluntarios franquistas que colaboró con los nazis durante la II Guerra Mundial, llevan más de medio siglo cobrando pensiones de Alemania. Actualmente, el pago asciende a más de 100.000 euros que reciben 41 excombatientes, ocho viudas y un huérfano, según una respuesta de Berlín dirigida a Die Linke. La formación de izquierdas lo tilda de «escándalo» y EH Bildu anuncia acciones en el Europarlamento.

1229711254extrasalbumes

Son militares franquistas que combatieron como voluntarios junto al Ejército nazi en la Segunda Guerra Mundial. Casi medio centenar de ellos, así como ocho viudas y un huérfano, siguen cobrando pensiones a cargo del Gobierno alemán por su participación en la confrontación apoyando al III Reich. Unos pagos que, a día de hoy, ascienden a 107.352 euros al año, según la respuesta remitida por Berlín a la pregunta formulada en el Bundestag por Andrej Hunko, diputado de Die Linke.

En concreto, se abonan pensiones a 41 «afectados», es decir, excolaboradores directos del Ejército de Adolf Hitler, además de las ocho viudas y el huérfano. En la respuesta no se facilitan sus identidades. No obstante, el Ejecutivo de Angela Merkel deja claro que no tiene intención de dejar de pagar estos salarios mensuales a excombatientes fascistas.

Los 107.352 euros anuales que Alemania abona a exmilitares y familiares se dividen mensualmente en 8.946 euros. De ellos 5.390 euros van para las 41 «personas dañadas», es decir, voluntarios del Ejército que sufrieron algún tipo de herida colaborando con los nazis; 3.336 euros, a las ocho viudas; y 220 euros, al único huérfano que se beneficia de esta pensión especial para la División Azul. Berlín no ofreció datos sobre la evolución histórica de los pagos ya que estos se encuentran en los archivos del Estado federal de Baden-Württemberg, uno de los 16 länder que componen Alemania.

«Incomprensible»

El acuerdo entre el régimen franquista y la entonces conocida como República Federal Alemana data de 1962. Según aquel pacto, el Estado alemán se hizo cargo de las pensiones de excombatientes, viudas y huérfanos de quienes lucharon en la División Azul. Por su parte, Madrid abonaba una cantidad a las viudas de los alemanes que participaron en la Legión Cóndor, aliada de Franco durante la guerra civil española y responsable, entre otras matanzas, del bombardeo de Gernika.

Entre 1941 y 1944 alrededor de 47.000 ciudadanos españoles lucharon en la División Azul. Tras su disolución, un batallón quedaría en Ucrania luchando contra los partisanos y, finalmente, terminaría adhiriéndose a las SS para tomar parte en la batalla de Berlín. Unos 22.000 voluntarios entrarían en la categoría de «muertos, heridos, enfermos y desaparecidos». No hay datos sobre cuántos han cobrado históricamente.

Todavía quedan muchas incógnitas sobre estas pensiones. En la respuesta a Die Linke, el Ejecutivo alemán indica que solo podría facilitar datos completos desde 1991, dos años después de la caida del muro. Sí que indica que a partir de 1998 se revisaron todas las solicitudes de pago para verificar si los beneficiarios «violaron principos de humanidad o del Estado de derecho» durante su colaboración con el nazismo. Lo que no ofrece son los datos sobre a cuántas personas se les negó el pago por esta razón. De hecho, llega a argumentar que el Ejecutivo alemán no tiene información sobre crímenes de guerra practicados por la División Azul.

«Es un escándalo que, más de 70 años después de terminar la guerra, Alemania siga pagando más de 100.000 euros anuales a colaboradores de los nazis. Esas personas se unieron voluntariamente a los fascistas alemanes para luchar a su lado en la guerra de extinción en Europa del Este. Es incomprensible que el gobierno de Alemania se aferre a esos pagos mientras que tantas víctimas de la guerra están esperando hasta hoy su justa indemnización», denunció a GARA Andrej Hunko. EH Bildu también llevará el asunto, mañana mismo, al Parlamento Europeo.

Deja un comentario