Hoy España se manifiesta contra la violencia Machista, ¿dónde estaba Albert Rivera?

Hoy, 7 de noviembre, miles de mujeres y hombres, así como varios colectivos feministas de todo el territorio español han llegado con la Marcha Estatal contra las Violencias Machistas a Madrid para exigir que la lucha contra las violencias machistas sea una Cuestión de Estado. Entre sus reivindicaciones aspiraban a mandar un mensaje a toda la población civil: la erradicación de las violencias machistas y las violencias hacia las mujeres es una cuestión que atañe a toda la sociedad.

“…los que así mismo se autoproclaman “Ciudadanos”, han ignorado una vez más las voces de la ciudadanía”

Sin embargo, ¿dónde está Rivera? Mientras que una de las reivindicaciones más importantes se desarrollaba en la capital, los que a sí mismo se autoproclaman “Ciudadanos”, han ignorado una vez más las voces de la ciudadanía. Y es que debe ser que no había otro día para presentar sus escuetas reformas constitucionales. Para ellos, son más importantes que la violencia contra la mujer y el horroroso problema que supone que a día de hoy, en lo que llevamos de 2015, se hayan contabilizado más de 70 asesinatos machistas.

De esta forma, Albert Rivera no solo se sitúa al nivel del Partido Popular, que también ha rechazado las marchas. Es más grave aún, pues en su intento egocéntrico de salir en todos los medios de comunicación, trata de esconder una situación que es inaguantable. No solo son los feminicidios lo que se exclama en Madrid: son los recortes sistemáticos en los recursos públicos generales, en los derechos sexuales y los derechos reproductivos, recortes en la interrupción voluntaria del embarazo de las menores de entre 16 y 17 años y recortes en los recursos especializados contra las violencias machistas, así como otros puntos que han quedado recogidos en el manifiesto de la Marcha del 7N.

“El Ayuntamiento de Madrid ha acogido la Marcha pese al rechazo de Ciudadanos y el Partido Popular”

Por suerte, en los rincones donde ha llegado el cambio (y no el recambio), en sintonía con un sentido común harto de que se ignoren las necesidades de la sociedad civil, la Marcha ha sido apoyada y recibida con los brazos abiertos,  como ha sido el caso del Ayuntamiento de Madrid con Manuela Carmena.

Estamos hartos de que las elites políticas del 78 y sus recambios ignoren sistemáticamente todo aquello que procede de los movimientos sociales y los diferentes colectivos, en este caso, el feminista. Las voces de la sociedad civil necesitan entrar en las instituciones. Y, desde luego, el partido de Albert Rivera no es la alternativa.

Pensar, Disputar y Construir

Deja un comentario