El ministro de Asuntos Exteriores en funciones Margallo ve un 95% de probabilidad para un gobierno de PP-PSOE-Ciudadanos

Europa Press

MADRID.- El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, se ha mostrado convencido de que el socialista Patxi López será un “magnífico presidente” del Congreso de los Diputados y también ha cifrado en 9,5 sobre 10 las posibilidades de que el próximo Gobierno tenga el apoyo de PP, PSOE y Ciudadanos.

“Las circunstancias van a llevar necesariamente a un acuerdo entre los dos grandes partidos que han declarado de forma explícita su respeto por la Constitución, por las reglas escritas y no escritas del proyecto europeo y por su deseo de adaptar el marco heredado de 1977 a las nuevas circunstancias”, ha dicho. Margallo confía en que el acuerdo para la Mesa del Congreso presagie otros pactos con PSOE y Ciudadanos.

De hecho, ha dicho que él votaría “muy a gusto” a López como presidente del Congreso, recalcando que es moderado y capaz del diálogo y del entendimiento y también que fue “un político constitucionalista en momentos difíciles en el País Vasco, capaz de hacer un Gobierno que tuvo el apoyo del PP”, en declaraciones a Onda Cero y Antena 3.

Preguntado si, precisamente por eso, esperaba que Patxi López fuese más receptivo a un acuerdo de Gobierno con el PP, ha recalcado que “en política y en la vida la norma es no decir nunca ‘nunca jamás‘”, porque se trata “de tener una coalición capaz de hacer frente a los desafíos”.

No obstante, sí ha dejado claro que no contempla un acuerdo que pase por la renuncia de Mariano Rajoy como candidato del PP, porque “nunca ha funcionado la política de vetos”. Además, cree que “no estaría justificado” y sería “completamente absurdo” prescindir de “un valor probado”, puesto que Rajoy ha “conducido a España en los momentos probablemente más difíciles desde 1977”.

Por último, Margallo ha señalado que sigue guardando su propuesta de reforma de la Constitución, que incluye 41 artículos que versan sobre lo que considera los grandes temas y que es “una Constitución para toda España”, no para el “desafío concreto” catalán,y que no es tampoco un “proceso constituyente” porque conserva “lo que funciona que es mucho”.

Deja un comentario