El Tribunal Europeo de DD.HH admite que un jefe pueda acceder al correo profesional de un trabajador

REDACCIÓN/El Desperttador 

El tribunal de Estrasburgo de derechos humanos admite que el jefe de una empresa pueda acceder al correo profesional de un trabajador. Con el desarrollo tecnológico en red ,las empresas empezaron a crear sistemas de coordinación interno que en muchos lugares se denominan “intranet”: un sistema solo accesible para trabajadores y que se gestiona a través de un correo electrónico interno. Este sistema en muchas ocasiones se ha convertido en una forma de control por parte de la empresa hacía el trabajador, un sistema que tiende a  extender la jornada laboral más allá del puesto de trabajo ya que el trabajador puede estar conectado 24 horas al día al sistema telemático de la empresa, aun que sea solo para contestar correos electrónicos.

El caso por el cual los jueces de Estrasburgo intervinieron se produjo en Rumanía, donde la justicia nacional había dado la razón a la empresa frente a las denuncias de un trabajador que acabó siendo despedido. Según los tribunales rumanos los hechos son “un justo equilibrio entre el derecho del demandante al respeto de su vida privada” y “los intereses del empleador”.Para ellos no fue “abusivo que el jefe quiera comprobar si sus empleados realizan tareas profesionales en sus horas de trabajo” e hicieron notar que el empresario “accedió a la cuenta de Bogdan Mihai Barbulescu, trabajador de la empresa, pensando que contenía comunicaciones con sus clientes”.

Por otro lado el juez portugués del TEDH Paulo Pinto de Alburquerque votó en contra de la decisión final, al estimar que los tribunales nacionales perdonaron a la empresa “la justificación oportunista del abuso de internet para echar a un empleado no deseado al que la firma no podía despedir legalmente”.

Según el abogado Alejandro Touriño director jurídico del área de Nuevas Tecnologías de Legálitas en España, el jefe de una empresa puede monitorizar el correo electrónico profesional si el trabajador en cuestión es consciente de que se está produciendo dicha acción. Existen sentencias del Tribunal Supremo español que valoran por un lado que el empleador tiene derecho a saber si su trabajador está efectivamente realizando su trabajo asignado, y por otro lado reconoce la privacidad del trabajador. En muchas empresas en el propio contrato de trabajo se reconoce el derecho a poder observar el funcionamiento del correo de un trabajador, siempre y cuando este esté advertido.

Deja un comentario