Correa: “La educación pública es la base de una verdadera democracia”

Publicado en LibreRed el 20 de enero de 2016.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, manifestó orgullo hoy porque su gobierno en nueve años ha invertido cerca de 20.000 millones de dólares en educación.

“La única herramienta para romper el círculo eterno de la pobreza es el acceso a una educación de calidad y gratuita”, aseveró el mandatario durante la inauguración de la Unidad Educativa del Milenio (UEM) número 58 que se construye en el país desde su llegada al poder en enero de 2007.

A juicio de Correa, la Revolución Ciudadana, como denomina al proyecto político impulsado, invierte con gran eficiencia para los pobres, por eso molesta tanto a los ricos, apuntó.

El dignatario instó al pueblo a cambiar viejas visiones que justifican toda inversión para los ricos y satanizan cualquier concesión para los pobres.

La educación es la mejor herramienta para combatir la desigualdad y la oposición llama “gasto público” a las escuelas gratuitas, los libros, los uniformes, el desayuno escolar, señaló Correa y prometió seguir haciendo más obras que ningún gobierno en la historia.

“Si no construyéramos escuelas u hospitales, bajaría el gasto público, pero no tuviéramos ni salud ni educación”, afirmó.

¿Qué mejor inversión que en educación?, cuestionó en acto celebrado en Morona Santiago, una provincia de la Amazonía ecuatoriana, región olvidada por los políticos de antes, pues pese a representar el 44 por ciento del territorio nacional alberga solo el cinco por ciento de la población.

Según el presidente, la educación pública es la base de una verdadera democracia y en la Amazonía se encuentran ahora 13 de las 58 escuelas del milenio que funcionan en el país, porque a él no le interesan los números de votos, a su gobierno le interesa el ser humano, fin último de la economía y de la política, comentó.

Correa insistió en que con la Amazonía existe una deuda histórica, porque debido al abandono de gobiernos anteriores se registra allí la mayor incidencia de pobreza.

El jefe de Estado llamó al pueblo a no conformarse ni dejarse engañar, a no ver la miseria como parte del folclore, invitó a cada persona a participar activamente en la transformación del país que puede constatarse en todas las provincias, campos y áreas.

La obra más indispensable de la Revolución Ciudadana es haber recuperado la esperanza, el orgullo y la autoestima de todo un pueblo, opinó.

Para Correa, lo que estará en juego en las próximas elecciones son dos visiones distintas de sociedad, la del Ecuador del pasado y la del presente, e instó a sepultar con votos al viejo país.

Deja un comentario