El director de Aquamed señala a Arias Cañete como adjudicador de las obras fraudulentas

Según una exclusiva de la Cuarta Tv, el ex ministro de Agricultura y actual comisario europeo, Miguel Arias Cañete es la última persona que daba las instrucciones en el escándalo del caso Aquamed. La Cuatro ha tenido acceso a los documentos que ha remitido al juez en los que advierte de un fraude de casi 27 millones y medio de euros.
Miguel_Arias_Cañete
Luisa Gutiérrez en objetivodigital.com el 25/01/2016

Según una exclusiva de la Cuarta Tv, el ex ministro de Agricultura y actual comisario europeo, Miguel Arias Cañete es la última persona que daba todas las instrucciones en el escándalo del caso Aquamed. La Cuatro ha tenido acceso a los documentos que ha remitido al juez en los que advierte de un fraude de casi 27 millones y medio de euros. El denunciante aseguró además en su declaración que el máximo responsable de Acuamed, Arcadio Mateo, le señaló en alguna ocasión que el ministro Arias Cañete dictaba las órdenes para adjudicar irregularmente determinados contratos públicos.

El principal testigo del Caso Acuamed, Francisco Valiente, que fue director de ingenieria y construcción de la sociedad, fue el primer en denunciar los sobre costes que se estaban produciendo. La pasada semana el juez Eloy Velasco, instructor del caso, dictó prisión a cinco de los trece detenidos que implicaban a cargos de muy alto nivel del Ministerio de Agricultura. Después de Ramos, Ardiles es otro de esos altos cargos investigados en el caso Acuamed.

Existe un correo electrónico (que figura en la denuncia que presentó ante la Fiscalía Anticorrupción un ingeniero de Acuamed que fue despedido tras negarse a avalar las irregularidades que veía en su empresa, dependiente de Agricultura) en el que Ramos comunica al director general de Acuamed, Arcadio Mateo, la necesidad de entregar casi 10 millones a la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). Dinero que saldría del presupuesto de otra obra y que nada tenía que ver con esos diez millones. Es decir, altos cargos del Ministerio pactaron con FCC que le pagarían “indebidamente”, según el juez, un total de 40 millones de euros para compensar el supuesto perjuicio que habría sufrido esta contratista por unas inundaciones que dejaron inservible la desaladora del bajo Almanzora, en Almería.

La instrucción judicial enuncia el delito de malversación de fondos públicos ya que en ningún momento se recurrió a los fondos de los seguros de las obras. En cualquier caso, cualquier eventualidad en las concesiones deberían ser solventadas a cuenta del contratista. No obstante, los altos cargos del ministerio envueltos en el escándalo, se las ingeniaron para sacar estos sobre costes de las obras del embalse de Flix (Tarragona). Otra parte del dinero defraudado, provendría de los Fondos Europeos, destinados fraudulentamente a certificaciones de Obras que nunca fueron realizadas. Y aquí es donde Arcadio Mateo señala a la intervención del comisario popular, Miguel Arias Cañete.

  1. Es hora ya de disolver esa asociación mafiosa llamada PP y encarcelar preventivamente a la espera de juicio a todos sus dirigentes, empezando por supuesto por el señor de los trajes y los SMSs de aliento. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2014/11/a-la-vista-de-los-hechos-lo-mas.html

    Responder
  2. Yo estuve afiliado dos meses al PP por un pacto engañoso al CDS con el PP. en el 2006, y me ofrecierón el “oro y él moro” y gracias a mis pequeños estudios de Psicologia criminal con mis profesores en el País Vasco en los años 74 no me deje engañar y salí pitando del PP. y reorganize el CDS en CyL, llevando la “losa” del centrismo por compromiso A.S. durante veinte años y salte al 15M del cual soy activista..

    Responder

Deja un comentario