“El Español” esconde la ética profesional y avergüenza al periodismo publicando una noticia sobre el aborto de la pareja de Guillermo Zapata

Redacción//ElDesperttador.org

Víctor López, Politólogo

Desde mayo del 2015 los ataques al ayuntamiento de Madrid no han cesado en cantidad y en surrealismo, publicándose de manera semanal diferentes “polémicas”, cada cual más delirante, que colmaban la agenda mediática de todas las televisiones, y también de manera indirecta , la agenda de Ahora Madrid. Primero fue la contratación del marido de Carmena como funcionario, la protesta en la capilla de Somosaguas de Rita Maestre y los tuits de Zapata. En verano la derecha mediática se reinventó mostrando su lado más ecologista, siendo La Razón quien denunció a Carmena por llevar en un sombrero una flor que “supuestamente” estaba en peligro de extinción. Las críticas no cesaron y los medios siguieron marcando la agenda del ayuntamiento de Madrid desmintiendo de manera más o menos acertada ,en función de los casos , las acusaciones que enviadas  a través de la televisión. Las últimas polémicas han sido igual de surrealistas o más que las anteriores, produciéndose en todo el país (con la que está cayendo)  un debate sobre el traje de los reyes magos el día de reyes.

La última estrategia de ataque y derribo contra el ayuntamiento de Madrid se ha producido hoy cuando el diario “El Español” del ex director de El Mundo, Pedro J , ha publicado que Guillermo Zapata contrató a su pareja con la cual abortó hace años.  Con esta publicación El Español ha querido matar dos pájaros de un tiro: Por un lado equipar a Ahora Madrid con los viejos partidos llenos de enchufes y asesores desconocidos generando el consenso de “Todos son iguales” que al poder tanto el conviene. Y por otro lado envalentonar a la derecha más conservadora y casposa que tratan los temas de terrorismo y aborto como reivindicaciones propias. La bajeza periodística de este nuevo medio que consiguió recaudar más de 5 millones de € en un crowdfunding del cual no se conocen sus donantes, ha avergonzado al mundo del periodismo, abriendo la veda del “todo vale”. Con la creciente represión en las redes sociales uno debe preguntarse a sí mismo que habría pasado si esta noticia la hubiese publicado un tuitero de izquierdas refiriéndose a un cargo electo del PP. Por no hablar de cuantos años de cárcel habría sido condenado un titiritero de haber hecho un chiste sobre el aborto.

Ahora Madrid tiene que desprenderse de la agenda cargada de polémicas que son impulsadas por los poderes mediáticos y la derecha televisiva bien remunerada por el PP. Dejar claro que la ciudad ya no les pertenece por derecho e impulsar un nuevo modelo de comunicación orientado a los ciudadanos y no a responder a los ataques mediáticos.

Por otro lado El Español debería rectificar, disolverse y entregar las armas.

 

Deja un comentario