De la tensión social del patriarcado a la amistad y la empatía

Daniel Turon

Estamos viviendo un incremento de la tensión social en varios sectores de la sociedad. Desde la violencia de género, el mobbing, el bullying, los insultos en el fútbol, los ataques por odio a colectivos diversos, además de un aumento de la represión cultural por parte del estado, y limitaciones en el derecho de manifestación. Manipulaciones mediáticas que polarizan a la gente usando la teoría del enemigo de Carl Smith, del desprestigio, del retirar la dignidad del otro, pues el otro pierde su derecho a la igualdad, no es alguien con quien se pueda dialogar, solo menospreciar.

Vemos este fenómeno con el trato que Europa está dando a los refugiados,  en el trato que reciben los nuevos partidos de izquierdas (rastras, perroflautas, feas, putas…). Son manifestaciones de un fenómeno que recorrió Europa hace unas décadas, que por suerte parece que la opinión pública, la mayoría de la sociedad española, desde una cierta madurez política no lo acepta, no quiere bajar al barro, y parece que está preparada para no permitir que ciertas cosas pasen en la política española.

Por suerte uno de los poderes mediáticos parece mantener un poco el sentido común. Pero la gente cada vez está más tensa, se puede intentar imaginar, a veces se vive, el cómo se siente alguien que no puede encontrar trabajo, o que incluso trabajando tiene problemas económicos. Decía Eric Fromm, que cuando una sociedad está en crisis, se genera agresividad, miedo, y esa energía puede ser regresiva, o puede canalizarse creativamente, en actividades hacia el apoyo mutuo. Los huertos urbanos que están proliferando en las ciudades son un buen ejemplo de ello. Cada vez se valora más la amistad, la cooperación, los favores, el intercambio, el saber que puedes contar con alguien, y que alguien cuenta contigo, la economía solidaria en general.

Pero la tensión sigue presente, deberíamos aprender la asertividad, el dialogo respetuoso, la comunicación no violenta, la escucha activa. Ser capaces de decir NO, de forma respetuosa, expresar nuestras emociones dignamente, nuestras necesidades honestamente, y sobre todo poner límites, aceptando los límites ajenos, pactando. Incluso aprendiendo a perdonar, que no olvidar. Ser asertivo.

Gandhi llevó esto a la política, y fue exhaustivamente desarrollado por Gene Sharp. La cultura de paz y la racionalidad comunicativa de Habermas, están basadas en la dignidad humana, como nos apunta Levinas, la ética es la base para el encuentro con el Otro. Pero para ello habrá que superar la mente patriarcal, y reconocer los micromachismos realizados por cualquiera de los dos géneros, la violencia en el lenguaje, los insultos que nunca son argumentos, las acusaciones, los tonos de voz, y querer entender al otro, escucharle, comprenderle, que no significa darle la razón.

Para superar la teoría del enemigo de Carl Smith, deberíamos ponernos de acuerdo en estar en desacuerdo, y recordar que ser o pensar distinto no resta dignidad, que un comportamiento, quizás erróneo, no es la identidad general de una persona, que la gente no escucha los insultos, las críticas, los juicios, pero si los datos y hechos concretos. Es básico defender la libertad de expresión, y recordar que solo es digna de ser escuchada, si es respetuosa y coherente. Es maduro asumir que no siempre todo lo que pensamos es la verdad, y que no podemos creer todo lo que pensamos, sin ser autocríticos, que escuchar otras opiniones enriquece, que otras culturas tienen valores tan buenos como los nuestros.

Que mostrar las emociones y necesidades crea empatía, y que todo el mundo puede cambiar de opinión, incluso nosotros mismos, siempre que haya un buen argumento contrastado. Es esperanzador pensar que todos venimos de la misma estructura celular, que todos compartimos, junto con otros animales, incluidos mamíferos sintientes, inteligentes y autoconscientes, toda esta maravilla que se llama existencia, naturaleza, tierra…

  1. Hola. Un artículo que publiqué hace tiempo en mi blog, creo que tiene bastante que ver con lo que cuentas en este:

    https://adoranser.wordpress.com/2015/04/21/software-libre-y-la-nueva-economia/

    Un saludo.

    Responder

Deja un comentario