Es El País, no el nuestro

Miguel Fernández de la Peña. Politólogo.

¿Qué fue de la casta?

La casta es un sector de la población que ostenta una posición de privilegio social a través de sus relaciones económicas, políticas o mediáticas, una élite que socava la naturaleza democrática y meritocrática de nuestra sociedad y permite el aumento de la desigualdad.

Algunos políticos y sectores mediáticos han tratado de ridiculizar el término “casta” a través de simplificaciones y trivializaciones. Han tratado de decir que Podemos identificada el término “casta” con todo aquel que ha ocupado un cargo institucional, lo cual no es correcto. Podríamos en cambio sostener que la casta es un sector de la población que ostenta una posición de privilegio social a través de sus relaciones económicas, políticas o mediáticas, una élite que socava la naturaleza democrática y meritocrática de nuestra sociedad y permite el aumento de la desigualdad.

Alcaldesa de Valencia, llevaba en el cargo desde julio de 1991. ¿Puede sorprendernos la corrupción en un lugar como la Comunidad Valenciana donde un mismo partido ha gobernado desde julio de 1995 a junio de 2015 de una forma apabullante?

La existencia de una clase política que monopoliza el poder en las sociedades de democracia representativa es algo intrínseco a ellas. En este sentido Podemos viene a tratar de integrarse en esa clase política, ya que su proyecto no es acabar con ella, pero esto no impide que traten de disminuir el poder de la casta en cuanto a élite enquistada en el poder. Se trata por tanto de llevar a cabo la circulación de las élites, tal y como la describiría Pareto. Es precisamente el cambio en el poder y la rotación de los cargos uno de los rasgos característicos de toda democracia, la cual no puede resistir a que los mismos individuos ocupen los cargos durante largos periodos. La necesidad de este cambio cada cierto tiempo se muestra en mecanismos institucionales varios, en algunos casos poco sospechosos de cercanía ideológica con Podemos como es el caso de la imposibilidad del Presidente de los EEUU de presentarse a una tercera elección. Siendo así un ejemplo de casta evidente es el que representa una de las políticas que se encuentra en el centro del debate en estas últimas semanas: Rita Barberá.  La que hasta el pasado junio fuera Alcaldesa de Valencia, llevaba en el cargo desde julio de 1991. ¿Puede sorprendernos la corrupción en un lugar como la Comunidad Valenciana donde un mismo partido ha gobernado desde julio de 1995 a junio de 2015 de una forma apabullante?

Dejemos en este punto a un lado el aspecto institucional ya que la casta no está solo conformada por aquellos individuos que ocupan un cargo político. Es más, una gran parte de nuestros representantes, muchos de ellos de la administración local, provincial o autonómica, no forman parte de ella. En cambio existen otros muchos poderes que sí forman parte de ella, desde grandes banqueros y empresarios hasta el poder mediático. No extraña por tanto la unión entre estos sectores.

javier_ayuso

Centrémonos en los medios, en el “cuarto poder”

¿Hay en los medios de comunicación unos planteamientos ideológicos constantes? ¿Responden a intereses partidistas? Siendo así, ¿qué ideología es la más representativa en la redacción de El País? Prefiero no hacer un juicio previo a este respecto. Limitémonos a analizar un artículo de opinión del medio citado publicado hace unos días: “Anticapitalismo de amiguetes. Dirigentes de Podemos no dudan en engrosar las nóminas de los centros de influencia con personas de su entorno personal”. El texto lo firmaba Javier Ayuso. En él se presentaban máximas como las siguientes:

  • “…los políticos antisistema de Podemos”: Podemos forma parte de las instituciones y no promueve actos contra la legalidad vigente, luego no pueden ser antisistema.
  • “…cuando todavía no ha pasado un año desde que ocuparon los primeros despachos oficiales”: Podemos cuenta con cargos oficiales desde el 1 de julio de 2014, fecha en la que se constituyó el Parlamento Europeo, en el cual contaban con 5 representantes.
  • “…el enchufismo.”: Para Ayuso es enchufismo que un representante contrate a un conocido o familiar, independientemente de su preparación para el mismo. Hablemos de enchufismo, o quizás sean casualidades:

– Ana María Botella Serrano, alcaldesa de Madrid entre diciembre de 2011 y junio de 2015, cargo al que accedió sin ser elegida directamente por la ciudadanía, está casada con José María Aznar, expresidente del Gobierno de España.

– Celia Villalobos, Vicepresidenta Primera del Congreso de los Diputados, es la mujer de Pedro Arriola Ríos asesor político del Partido Popular.

– María Dolores de Cospedal está casada con el empresario Ignacio López del Hierro, quien contaba con una cifra de negocio que superaba en un año los dos millones de euros. Antes de que Cospedal gobernara contaba 100.000 euros según Infolibre.

– Ana Mato, Ministra de Sanidad entre 2011 y 2014, estuvo casada con Jesús Sepúlveda Recio, ex-alcalde de Pozuelo de Alarcón, y ex-senador del Partido Popular, implicado en la red Gürtel.

– Andrea Fabra Fernández es hija de Carlos Fabra Carreras, Presidente de la Diputación Provincial de Castellón entre 1995 y 2011, y está casada con Juan José Güemes, también político del PP y exconsejero de la Comunidad de Madrid con Esperanza Aguirre.

  • “…el tráfico de influencias que denunciaban…se hace ahora en los entornos del Patio Maravillas en Madrid o la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en Barcelona.”: Tras lo dicho en el punto anterior está última sentencia no merecer ser comentada. Me permitiré ese privilegio.
  • El último de los escándalos de nepotismo en los lugares en los que gobiernan Podemos y sus grupos asociados se ha vuelto a producir en el Ayuntamiento de Madrid, en donde el tristemente famoso concejal Guillermo Zapata(el de los tuits contra las víctimas del terrorismo y los judíos) ha contratado como asesora a su expareja, con el módico sueldo de 50.000 euros anuales.” Esta información con respecto al sueldo, como se puede consultar en la siguiente web, es falsa: “Como se ha dado a conocer, Nuria Sánchez y Guillermo Zapata adquirieron el compromiso de cobrar 36.000 euros brutos antes de tomar  posesión de su cargo y adherirse al código ético de Ahora Madrid. Es falso que Nuria Sánchez cobre más de 50.000 euros al año: ante la negativa del resto de grupos municipales a votar en el Pleno a favor de bajar el sueldo de concejales, concejalas y personal eventual, los cargos de Ahora Madrid están realizando donaciones a organizaciones sin ánimo de lucro por todo ingreso superior al límite que marca nuestro código ético.” (en ahoramadrid.org)

Para el señor Ayuso los representantes de Ahora Madrid son “chicos y chicas”. Casta, sí, y además la propia de una gerontocracia.

  • “Es un ejemplo más de parejas y exparejas, padres, sobrinos o amigos colocados en buenos puestos de las listas electorales o contratados con una más que dudosa experiencia para el cargo. Por eso se cometen tantos “errores por inexperiencia”, que se perdonan por parte de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que sigue defendiendo a los chicos y chicas de su Gobierno. ¿Hasta cuándo?” En esta última afirmación solo merece que nos fijemos en que para el señor Ayuso los representantes de Ahora Madrid son “chicos y chicas”. Casta, sí, y además la propia de una gerontocracia.
  • “A su mando quedarían el CNI, el CIS, RTVE, el BOE, las comisiones delegadas de asuntos políticos y económicos y las dos nuevas secretarías de Estado que propone: Contra la Corrupción y Oficina de Derechos Humanos. Eso sin contar los 78 altos cargos que deben contar con su visto bueno ideológicopara su nombramiento. […] “Pablo, ¡colócanos a todos!”.” Esto es la casta: quien ha ocupado estos cargos durante 40 años no va a permitir dejar de tener ese poder, aunque las urnas y los pactos de legislatura exijan que sea así. En este sentido cabe echar una ojeada a la carrera de Ayuso, quien ha ocupado cargos tales como jefe de Economía y consultor ‘premium’ en temas de Comunicación en  El País, jefe de sección de la agencia Efe, redactor jefe en el diario Abc, director de Cinco Días, Director de Comunicación del BBVA y portavoz de la Casa Real durante cuatro años. ¿Alguien hablaba de casta?

Quizás con el comentario del texto es suficiente, pero cabe resaltar un último aspecto. Resulta muy interesante ver en qué medios y de qué forma a encontrado Ayuso su apoyo: La turba podemita se echa al cuello de Javier Ayuso por decirle cuatro verdades.”: Periodista Digital, 19 de febrero de 2016 a las 13:09. Esto es El País; dime con quién andas…

  1. Se agradece leer sobre un tema que considero más que preocupante, el “cuarto poder”. Sabemos que el periodismo está en horas bajas, “los periódicos están en manos de sus acreedores” fue la frase que le costó el puesto a Miguel Ángel Aguilar en el citado El País. Pero no fue la única víctima, entre otros podemos recordar el cese por motivos políticos y en un corto espacio de tiempo de los tres directores de los tres grandes diarios (en ventas). Qué casualidades y qué poco ruido. El déficit democrático afecta a todas las esferas de poder, sí, pero si no se informa a la ciudadanía nunca se podrá revertir la situación. Otra cosa es que gran parte de la sociedad no quiera ser informada y se mantenga cómodamente en sus valores inmutables – y tú más!-.

    Responder

Deja un comentario