La Plataforma “Madrid en Transporte Público” lanza un ciclo de movilizaciones por un abono social y el fin de los recortes 


Cartel MET-01

 

La Plataforma Madrid en Transporte Público lanza un ciclo de movilizaciones por un abono social y por el fin de los recortes

La MTP se adhiere a las protestas por el cierre de la Línea 1 y a la concentración del jueves día 10 en la Asamblea de Madrid en la que se pide que las obras se realicen por tramos

Miércoles, 9 de marzo.-La Plataforma Madrid en Transporte Público ha presentado hoy una campaña para exigir un abono social de transporte que garantice el acceso de todos los madrileños y madrileñas a este derecho ciudadano y pedir que se ponga fin a los recortes que merman el servicio de metro y autobuses. Asimismo, la Plataforma ha informado de que se suma a las reivindicaciones ciudadanas por el cierre de la Línea 1 de Madrid, que está previsto que dure desde mayo hasta septiembre de este año, y a la concentración que hay prevista para mañana día 10 de marzo ante la Asamblea de Madrid.

La campaña, que se lanza con el lema “Muévete contra los recortes, por un abono social y una ciudad limpia”, tendrá una duración de un mes. En este periodo se harán actos por diversos barrios y municipios de la Comunidad y se elaborará un documento propuesta con las aportaciones ciudadanas que se entregará a mediados de abril en la Asamblea de Madrid y el Consorcio de Transportes.

La Plataforma parte de la base de que moverse en transporte público no es una opción ni un privilegio, sino la única forma de movilidad para muchas personas, así que hay que garantizar el servicio y además asegurar que el mismo sea de calidad. Se exige un abono social gratuito para las personas desempleadas, tanto las que cobran una prestación por debajo del Salario Mínimo Interprofesional como aquellas que se han quedado sin ayuda, y para personas sin recursos. Asimismo, se exige un abono social reducido para las y los trabajadores con contratos precarios que ingresen por debajo del salario mínimo.

No entra en la lógica de nadie que gastemos cantidades desorbitadas en una televisión “propaganda” en toda la red Metro, que empleemos recursos en campañas publicitarias colosales, que todos los días salga un nuevo caso de corrupción y que aún haya hombres y mujeres que tengan que elegir entre comprarse un bono de transporte o llegar a fin de mes. No nos basta con medidas electoralistas como la emprendida a finales del año pasado por el gobierno de la Comunidad, que prometía un abono a desempleados y que sólo llegaba a 1.000 personas y durante un periodo escaso.

Por otro lado, se demanda que se dé marcha atrás a la política de recortes que viene degradando el servicio desde 2012, con el fin de mejorar la calidad y la frecuencia de trenes y autobuses. Hace falta recuperar a trabajadores en la plantilla para poder mejorar el transporte público, que es un servicio que todas y todos pagamos con nuestros impuestos. En estos momentos hay estaciones abandonadas y no hay personal que atienda a los viajeros.

Asimismo, la campaña pretende concienciar a la población de la necesidad de cambiar el coche por transporte público en beneficio del medio ambiente, ya que su uso excesivo repercute negativamente en la calidad del aire, el ruido y la dependencia desmedida del petróleo. Más del 80% de la contaminación atmosférica de Madrid se produce por el tráfico y el nivel de ruido que soportamos está por encima del recomendado por la Organización Mundial de la Salud para garantizar la salud. Esto provoca estrés, insomnio y problemas de concentración.

Cierre de Línea 1 y concentración

Alba Mendiola, vecina de Vallecas, ha informado en la presentación de la campaña, que ha tenido lugar en el local de Ecologistas en Acción esta mañana, de las graves consecuencias que tendrá el cierre de la Línea 1 de Metro Madrid para todos y todas los madrileños, en especial para los que viven en barrios como Vallecas o Tetuán, pues quedarán aislados del centro durante 132 días. Mendiola ha indicado que desde las asociaciones y colectivos de Vallecas se reconoce la necesidad de reformar la línea, que es la más antigua de Madrid, pero que se ha propuesto a la Comunidad hacer las obras en tres tramos y que no se ha tenido en cuenta esta demanda. El Gobierno de la Comunidad sigue en su empeño de cerrar las 25 estaciones desde el 21 de mayo al 30 de septiembre, a pesar de que coincide con horario escolar y laboral y que va a dificultar mucho el traslado de las y los vecinos, ha añadido.

Por esto, hay convocada para mañana día 10 una concentración a las 18.00 horas ante la Asamblea de Madrid.

Deja un comentario