Pedro Sánchez usó la reforma laboral del PP para despedir con 20 días a cargos del PSOE

El PSM debe abonar 100.000 euros a seis cargos que echó por burofax. Podría tener que pedir un crédito para pagar, por sus delicada situación financiera.

El 12 de febrero de 2015, ni Tomás Gómez ni los trabajadores del Partido Socialista de Madrid pudieron entrar en la sede de la federación regional. La comisión gestora que lideraba Rafael Simancas había ordenado cambiar la cerradura en la puerta. Como no podían trabajar, regresaron a sus casas, con dos días de permiso. Horas después, 11 empleados recibieron un burofax por el que se les comunicaba su cese fulminante.

En concreto, se les informó de la extinción de sus contratos, “vinculados al mandato de la Comisión Ejecutiva Regional”. Se trataba de cargos de confianza del hasta entonces secretario general del PSM, Tomás Gómez, que fue relevado aquel día por orden directa de Pedro Sánchez.

El Partido Socialista ofreció a los despedidos una indemnización de 20 días por año trabajado, como estipula la reforma laboral del PP, que los socialistas han calificado de “barbaridad económica”, “demolición de los derechos de los trabajadores”, “sangría”, y “regalo para los poderes económicos”, entre otras cosas.

Pues bien, el PSOE se ha visto ahora obligado a recular y pagarles una indemnización por despido improcedente a seis trabajadores despedidos que habían optado por la vía judicial. Antes de que el Juzgado de lo Social número 32 de Madrid fallara en su contra, los socialistas han preferido cerrar un acuerdo con ellos. En él se dispone “que el PSOE considera y reconoce que fue un despido improcedente e indemnizará como tal a esos trabajadores”, según las fuentes jurídicas consultadas por EXPANSIÓN.

De esta forma, en vez de los 20 días por año trabajado que les quería pagar el PSOE, ahora abonará 45 y 33, dependiendo del periodo. El periodo trabajado antes de marzo de 2012 se indemnizará con 45 días y lo posterior a la aprobación de la reforma laboral del PP, con 33 días.

La cifra a pagar a los seis exempleados supera los 100.000 euros, agregan las mismas fuentes. El PSM-PSOE fraccionará el pago de las mayores indemnizaciones en tres, e incluso está sopesando pedir un crédito para poder hacerlo, por la delicada situación financiera que vive actualmente.

No en vano, la federación madrileña ha girado recientemente a sus 15.000 afiliados una cuota extra de 24 euros (dos al mes) para poder aliviar las cuentas del partido. Con esta derrama conseguirían un máximo de 360.000 euros, aunque muchos militantes se niegan a pagarla.

Resulta relevante que el PSOE aplicara la reforma laboral del PP en su beneficio, pero también lo es que luego haya sorteado con un acuerdo la sentencia por despido improcedente, ya que éste fue el punto más polémico del acuerdo de los socialistas y Ciudadanos. Tanto, que tuvieron que cambiarlo. El pacto sociociudadano estipulaba en principio un coste por despido improcedente de 20 días el primer año, 25 el segundo , “hasta confluir con los actuales 33 días por año”. Ello suponía una rebaja de las indemnizaciones, por lo que Podemos dio por suspendidas las negociaciones de investidura con los socialistas. Sánchez y Albert Rivera tuvieron que modificar la redacción a “la misma que se aplica actualmente”. O sea, 33 días, al menos. Esto es lo que ha acabado pagando el PSOE y es, también, uno de los pilares básicos de la reforma laboral popular que Sánchez quiere “derogar”.

Cabe recordar que UGT, sindicato adscrito al PSOE, ya aplicó los 20 días por año trabajado en diciembre de 2012, apenas un mes después de convocar una huelga general contra esa reforma laboral, el 14 de noviembre.

Expansión. 

Etiquetado Como
  1. […] Origen: Pedro Sánchez usó la reforma laboral del PP para despedir con 20 días a cargos del PSOE – E… […]

    Responder
  2. También lo han hecho los sindicato CCOO y UGT.
    Por la mañana con la pancarta y por la tarde haciendo despidos, acogiéndose a la reforma laboral.

    Responder
  3. Cuando se hacen esas canalladas entre ellos ¿que podemos esperar que nos hagan a los demás? A eso le llaman progreso.

    Responder

Deja un comentario