Cayo Lara se alinea contra Alberto Garzón ante la próxima Asamblea de IU

Publicado en eldiario.es el 29/03/2016

Alberto Garzón y Cayo Lara defendían proyectos diferentes para IU. Y ahora se medirán en la próxima Asamblea federal de IU, prevista para primer fin de semana de junio.

El aún coordinador federal, Cayo Lara, ha anunciado en un artículo publicado en InfoLibre su apoyo a la candidatura IU, sí; con más fuerza, impulsada por la eurodiputada Paloma López y quien ha sido una de sus personas de más confianza durante su mandato, José Antonio García Rubio, secretario de Economía de la dirección de IU.

La candidatura nace del entorno de la  Declaración de Zamora lanzada en febrero pasado y en la que también participaron representantes de Izquierda Abierta –el partido de Gaspar Llamazares–. Asistió entonces el alcalde de la localidad, Francisco Guarido, reunió a la excandidata de IUCM al Ayuntamiento de Madrid, Raquel López, quien recibió el apoyo expreso de Cayo Lara durante aquella campaña pese a que los órganos de IU habían rechazado respaldar dicha candidatura al entrar en conflicto con la de Ahora Madrid, donde también concurrían militantes de la coalición que hoy están en el Gobierno municipal.

Otra de las personas relevantes que estuvieron en Zamora fue la eurodiputada Paloma López, exdirigente de CCOO en Madrid y que permanece formalmente fuera de la coalición tras la desfederación de IUCM. Aunque la representante en Bruselas no firmó la declaración, sí lo hicieron otras personas de su mismo espacio político, como Lali Vaquero, Julián Sánchez Vizcaíno, Carlos Gutiérrez o Antero Ruiz –expulsado de los órganos federales de IU por sus responsabilidades políticas en la gestión que hizo la coalición tanto en Caja Madrid como en Bankia y sus empresas participadas, acabó retirando su nombre y ya no figura entre losfirmantes de la Declaración–.

En su artículo, Lara afirma: “Estoy entre quienes sentimos el orgullo de pertenecer a Izquierda Unida, de su pasado, presente y futuro, con nuestra mochila de luchas, trabajo, altruismo, aciertos y errores”. Y añade: “Apostando por la síntesis, el acuerdo y la cohesión interna, he decido como militante de IU avalar la tesisIU sí, con más fuerza porque estoy entre quienes pensamos queIzquierda Unida sigue siendo un instrumento válido para contribuir a transformar la sociedad desde una perspectiva de clase trabajadora y de mayorías sociales”.

La apuesta de Garzón

El portavoz parlamentario de IU, Alberto Garzón, presentó a finales de la última semana su propuesta política para la Asamblea de IU, que ha sumado más de 1.000 firmas en cinco días, que representan el apoyo del grueso de las principales federaciones de IU –Andalucía y Madrid entre ellas–, además del PCE, principal partido integrado en IU. Entre los firmantes, se encuentran la portavoz en el Parlamento Europeo, Marina Albiol; el coordinador de IU Andalucía, Antonio Maíllo; la coordinadora de Esquerda Unida, Yolanda Díaz; el coordinador de EUiA, Joan Josep Nuet; la secretaria ejecutiva de Comunicación, Clara Alonso; los concejales de IU en Ahora Madrid –Mauricio Valiente, Carlos Sánchez Mato y Yolanda Rodríguez–, el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez; el secretario general del PCE, José Luis Centella; el secretario general del PCM, Álvaro Aguilera; y el ex eurdiputado Willy Meyer, entre otros.

Garzón defenderá la estrategia de “avanzar en la más amplia unidad popular” y por “concretarla y desarrollarla en el próximo ciclo político”, según el  documentoque ha presentado. Prevista para los días 3, 4 y 5 de junio, la XI Asamblea Federal de IU está llamada a renovar sus órganos de dirección, reorganizar su estructura y decidir su relación con Podemos y las confluencias.

El documento de Garzón no menciona expresamente a Podemos, a diferencia del que ha presentado la candidatura de Izquierda Abierta, el partido que lidera Gaspar Llamazares, que remarca las diferencias de IU con el partido de Pablo Iglesias y rechaza integrarse en él. Garzón, que aboga por “conformar un verdadero movimiento político y social que vaya más allá de IU”, cree que para lograrlo es preciso “avanzar en la más amplia unidad popular, en un sentido completo y no sólo electoral”.

A su juicio, eso supone volver al origen de IU, que nació en 1989 como movimiento político y social y con la renuncia a ser un partido político tradicional. “Desgraciadamente, ese ha sido un objetivo no cumplido. IU se ha convertido cada vez más en una maquinaria electoral que ha dedicado su actividad política y la mayoría de sus recursos y estructuras a los hitos electorales”, señala el documento, que certifica la “conexión insuficiente entre los conflictos sociales y el ser de la organización”, que califica de “lenta”, “burocrática” e “inmovilista”.

Para Garzón, la tarea de la nueva dirección será la de “acometer profundos y ambiciosos cambios para adaptarse a las necesidades de las clases populares”, lo que significa -dice- constituir una organización “más ágil, rápida, democrática y eficaz que trabaje para conformar un verdadero movimiento político y social que vaya más allá de IU”. “La IU resultante de la XI Asamblea debe ser una organización en transición hacia un nuevo movimiento anticapitalista, ecologista y feminista que esté volcado en los conflictos sociales”, proclama.

El proyecto de Gaspar Llamazares

El ex coordinador federal de IU no encabeza ninguna candidatura, pero su partido, Izquierda Abierta, sí ha presentado una, liderada por Tasio Oliver y Teresa Aranguren.

En la rueda de prensa de presentación han señalado que la candidatura de IzAb se presentará sí o sí pero que en las próximas semanas abrirán un periodo de consultas para atraer a una lista conjunta a “territorios, corrientes y sensibilidades e independientes”.

El partido, integrado en IU, “considera que la coalición requiere una revisión y actualización”. “Revolucionar democráticamente IU”, según han señalado en rueda de prensa. Izquierda Abierta ha apostado por revisar el sistema de votación planteado por la comisión que está preparando la Asamblea. En su opinión, este debería contar con listas abiertas, sistema Dowdall (el utilizado en su día en las primarias de Ahora Madrid) y que sirviera para elegir directamente al coordinador federal.

Estas peticiones implicarían una modificación sustancial de los Estatutos de IU, que explicitan que las listas deben ser cerradas y que será el Consejo Político Federal resultante de la Asamblea el órgano que elija al coordinador. Para ello es necesario el voto a favor de tres quintas partes del CPF (principal órgano entre asambleas).

Etiquetado Como
  1. Espero que gane Cayo Lara y que laminen a Alberto Garzón, asi ya podrá venirse con nosotros a PODEMOS e IU se hundirá por el peso de los dinosaurios.

    Responder

Deja un comentario