Ciudadanos se enfrenta a una rebelión interna con fuga de afiliados en Galicia

Cinco agrupaciones críticas con el delegado, Juan José Chouza, rechazan ante los medios la designación a dedo del número uno por A Coruña; militantes advierten que se darán de baja si no se rectifica.

francisco-hervias-55750

La primera crisis interna de consideración de Ciudadanos en Galicia fue en 2015, cuando la dirección expulsó, primero en A Coruña y después en Vigo, a una treintena de militantes críticos con la dirección. Cinco agrupaciones, A Coruña, Cambre, Culleredo, Oleiros y Ames, con sus respectivos coordinadores, se han arriesgado este lunes a correr la misma suerte al convocar una rueda de prensa para censurar abiertamente la designación “a dedo” del número uno de la lista por A Coruña, el ex de UPyD José Canedo.

La mecha prendida en A Coruña maneja una tesis simple: “Hemos hecho bandera de la elección de candidatos por primarias y exigimos a otros partidos que nos emulen. No podemos hacer lo contrario de lo que exigimos en nuestra propia casa”, expuso Patricia Pertierra, coordinadora de la agrupación coruñesa. Antes, en rueda de prensa, lamentó “el desánimo de la afiliación al ver su trabajo, su opinión y su participación traicionadas y minusvaloradas”.

El lunes por la tarde, según fuentes de este sector crítico, grupos de afiliados amenazaron con darse de baja del partido si la dirección no rectificaba y restituía su puesto de cabeza de lista a Antonio Rodríguez, quien fuera elegido por la militancia y obtuvo un escaño en las pasadas elecciones.

Expansión al sur

La mecha prendida en A Coruña, decíamos, amenaza con extenderse hacia el sur. María Rey, subdelegada territorial en Pontevedra, también fue designada como cabeza de lista por la dirección, provocando quejas equivalentes, aunque manifestadas por ahora con menor intensidad, localizadas fundamentalmente en Vigo y Vilagarcía.

María Rey, en el sur, y Juan José Chouza en el norte, con José Canedo y el portavoz Javier Sánchez-Agustino como cargos más afines, constituyen los núcleos de poder orgánico más palpables de Ciudadanos en Galicia.

Toma y daca con Hervías

En este contexto, Francisco Hervías, secretario de organización del partido a nivel estatal, ha intentado atajar la crisis justificando la decisión de apartar a Antonio Rodríguez porque “no ha cumplido las expectativas como diputado de Ciudadanos”.

Este argumento, aludiendo a su labor como representante en el Congreso, así como la parte de “organización en el partido” o su capacidad para “desarrollarse” ante los medios de comunicación, fue reforzado por un correo electrónico enviado a la militancia.

A esta comunicación respondía con dureza poco después Javier López, coordinador de la agrupación de Ames y una de las personas que defendió en rueda de prensa que Antonio Rodríguez encabece la lista por A Coruña.

La cadena de mando de Ciudadanos

A diferencia de otras crisis internas en Ciudadanos Galicia, esta ha estallado directamente ante los medios de comunicación y con personas con representatividad en las bases, al ser coordinadores de agrupaciones locales. Todos coinciden en que, en la disciplina de Ciudadanos, airear las disputas internas no es un gesto que se vea con buenos ojos, por no decir que está prohibido.

Otra clave. El rechazo a José Canedo afecta directamente a la dirección de Juan José Chouza, correa de transmisión del partido en Galicia con la dirección estatal.

El movimiento, además de perseguir devolver a su puesto a Antonio Rodríguez, tiene como objetivo cuestionar la imposición por cadena de mando de los candidatos.

Es un toque de atención ante las primarias para las próximas elecciones a la Xunta, que, aunque están garantizadas por estatutos, algunos militantes manifestaban este lunes su preocupación respecta a que se cumplan, así como su miedo a que el aparato promocione a su propio candidato.

R. Rodríguez en economiadigital.es el 17 de mayo del 2016

Deja un comentario