El PP deja a España al borde de ser multada debido a su excesivo déficit

El Gobierno tendrá un año más para situar el déficit por debajo del 3%, antes de que Bruselas empiece a multar a España. La presión comenzará tras el 26j, según el comisionado, para no afectar en la campaña electoral. Eso se puede traducir en dos cuestiones principales: En primer lugar, protección de cara a la segunda vuelta electoral al partido en el Gobierno, causante de que la deuda sea del 100% del PIB español, y de plantear unos Presupuestos Generales del Estado en clave puramente electoralista, el Partido Popular. Mayor concreción de las medidas necesarias – con un ajuste fiscal que puede superar los 8.000 millones entre 2016 y 2017- y la posible multa -que podría llegar a los 2.000 millones de euros- dinamitaría la campaña electoral, perjudicando las posibilidades de los populares.

En segundo lugar, presionar desde el principio al partido o coalición que consiga formar Gobierno tras el 26j, limitando la puesta en marcha de cualquier programa electoral -que no contará, a priori, con toda la información necesaria que la Comisión aportará tras el 26j, dificultando el diseño de la campaña electoral-.

Desde Podemos se pide al Gobierno que “no atienda” las peticiones de nuevos recortes que hace la UE. Argumentan que el problema del déficit no es un problema de gastos, sino de ingresos, por lo que los próximos años se necesita reforzar esos ingresos con una reforma tributaria progresiva que eleve nuestra capacidad recaudatoria. Esto iría en dirección contraria a las políticas de ajuste “recomendadas” por la Comisión e implantadas durante los últimos cuatro años por el Gobierno de Rajoy.

Deja un comentario