La desigualdad aumenta pese al crecimiento de la economía

banco

La economía española suma ya su undécimo trimestre de crecimiento pero ¿ los salarios y derechos de las personas lo están haciendo al mismo ritmo? La respuesta es: claramente no.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en su Encuesta de Condiciones de Vida, el crecimiento de la economía ha llevado consigo un aumento de la brecha salarial entre las clases altas y trabajadoras, en los últimos años. Estos datos demuestran, a su vez, que la crisis ha hecho más daño en las personas que ya poseían menos recursos antes del comienzo de la crisis, empobreciéndolas aún más en los últimos años.

La encuesta divide a la población en diez deciles de ingresos: siendo las personas que ocupan los primeros las que menos ingresos perciben  y siendo las que más los que se encuentran en los últimos. Los límites de cada decil van cambiando en función de la variación de los ingresos de la población y, su evolución, da una idea del avance de la desigualdad en España.

En 2008, las personas que ocupaban los primeros deciles tenían un salario máximo de 6.241 euros al año. Hoy en día, el máximo salarial de esta franja de la población es de 4.937 euros (1.312 euros menos). Por su parte, las personas incluidas en los últimos deciles sólo habrían perdido un máximo de 608 euros.

Además de estos datos, en los datos del INE podemos ver como la brecha salarial entre os que más tienen y los que menos se ha ensanchado significativamente, pasando de los 2.148 euros de diferencia a los 22.852 (casi mil euros más).

Una vez más se demuestra que la recuperación económica y la salida de la crisis se está haciendo a un precio demasiado caro: el empobrecimiento y la merma de derechos de la clase trabajadora que, como indican algunos autores, si se continúa con las políticas que se están llevando hasta el momento, están condenadas a no recuperarse.

Deja un comentario