Un español difunde fotos de supermercados de clase alta en Caracas llenos de productos

0000 15

Agustín Otxotorena es un ejecutivo vasco con residencia en Caracas, que hace poco más de una semana se cansó de que sus amigos y allegados en España lo llamaran todos los días para decirle que en Venezuela no hay comida y que se vivía en niveles de pobreza similares a los de Somalia o Etiopía. Como respuesta, el 20 de mayo comenzó a publicar en su página de Facebook series de fotografías de los supermercados y tiendas de alimentos de los sectores de clase media alta de la capital venezolana.

Su primera conclusión es que se trata de dos países, donde aunque “haya mucha gente pasándolo mal y a la cual no le llega el dinero para vivir”, hay “una clase alta que vive con estandares de vida superiores a los europeos.
Riqueza mal repartida.”

Y añade: “Si tienes dinero hay Whisky 18 años, Exquisito Ron Venezolano, Champagne Frances, Vodka ruso o sueco, bombones belgas, carnes sabrosas, langosta, ropa de marca, restaurantes exclusivos, discotecas espectaculares, playas con yates, clubs de golf, de hipica, de tenis, de futbol y todo un país dentro de otro país donde no hay pobres, las mujeres y los niños son rubios, van a colegios exclusivos, universidades exclusivas, y se divierten en la Isla Tortuga o el Archipiélago de Los Roques, donde los únicos negros o pobres son los camareros, el servicio o los de seguridad”.

En sus comentarios, Otxotorena explica que hay un sector privado que juega al desabastecimiento, y al que no le importa vender menos o no vender, ya que hay una alta concentración de la oferta y saben que volveran a recuperar mercado cuando se den las condiciones que ellos quieren.

“Por cierto, si alguno piensa que como vivo aquí me estoy alimentando de comer palomas y perros callejeros, tal y como ha ido difundiendo algún desgraciado, le acepto su ayuda humanitaria y que mande dinero en concepto de caridad y esas cosas… Le prometo fotos pimplándome un buen rioja y un plato de jabugo a su costa”, señala en otro comentario.

0000 17

Otxotorena también explica como se origina el fenómeno del desabastecimiento desigual. Por una parte, mientras los supermercados de lujo importan directamente y fijan sus precios tomando como referencia el valor del dólar, las tiendas ‘normales’ recurren a los mayoristas, a los pequeños importadores, a lo que el gobierno distribuye ahora, que es menos por la escasez de dolares y la bajada del petroleo, y sobre todo se surte del producto nacional.

“Mientras el precio del petroleo aguantó, el gobierno venezolano trajo y trajo comida y de todo, y dio dolares a los importadores que básicamente estafaban al gobierno poniendo sobreprecios en dolares y de mil formas y maneras, corrompiendo a los funcionarios para que certificasen que por ejemplo habían traído tres contenedores de repuestos de automóviles, cuando solo habían traído uno y lo habían pasado tres veces por la aduana”, explica el ciudadano vasco.

Su conclusión es que se trata de una guerra contra el pueblo venezolano, cuyo carácter criminal y golpista es alentado por unos medios internacionales “que no soportarían ni aguantarían ni en la décima parte si estos comportamientos se produjesen en sus países.”

0000 14

0000 12

FUENTE: La Tabla 

  1. A ver, comida tiene que haberla, sino estaría lleno de muertes por hambre, lo que no hay es aceite, azúcar y otros productos alimenticios básicos a un precio asequible, hay zonas que están desérticas en cuanto a estos alimentos.
    Evidentemente hay excepciones, y como bien dice el español que vive ahí, en la zona rica hay lo que quieras.
    Ni todo el país está vació ni mucho menos está lleno de comida.
    Están malgestionando todos los fondos públicos en yates putas y financiando a podemos.

    Eso es todo.

    Responder
  2. Lo que dices marsupilami es que al final en Venezuela se ha hecho Lo mismo que el PP en España

    Responder
  3. Marcos, cuando se ataca a un partido no se puede saltar con que otro hace peor las cosas. Hay que ser un poco autocrítico y dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

    Venezuela va mal, esta noticia no es un reflejo de la mayoría, sino de la minoría, me recuerda al reportaje que vi con colas del fin del mundo en Venezuela, eran casos a parte, pero la verdad que eso ni existe en otros países.por suerte. Hay que saber ver que se vende un sistema muy “justo” cuando no lo es.

    Cualquiera de los conocidos (7) que tengo en Venezuela (del LoL), primero tienen miedo de hablar de política porque siempre lanzan balones fuera, (sí, por miedo a represalias), y segundo aún pudiendo pagar la uni alguno y vivir en condiciones normales para ese país, (ciertamente muchos viven bien, con lo que necesitan, que lo que les sobra ya se lo quedan los de arriba). Y viven “bien” porque ignoran el nivel que deberían de tener. Y alguno que cree estar perfectamente me manda fotos normales y tiene todas las paredes desconchadas y rajas, lo que sería aquí casi motivo de desalojamiento de vivienda.

    En fin, que si de verdad queremos copiar a países inferiores en desarrollo a España la llevamos clara. Quien quiera ver que “no se está tan mal en Venezuela” pues, o viene de una familia con pasta como Iglesias, o no tiene amor propio y no sabe lo que vale el mismo.

    Merecemos algo más chavales/as!! No a Podemos!, xD.

    (vale, ya crees que soy un pepero por esto, de verdad estas lejos entonces de hacer juicios!)

    Responder
  4. El autor de este articulo demuestra una completa ignorancia de como funciona la economía de un país, al igual que cualquier socialista.
    Solo los ricos pueden comprar comida en Venezuela y ese es precisamente el problema de ese país, la inflación a llegado a un nivel tan alto que solo las personas adineras pueden darse el lujo de comprar comida.
    Y los alimentos con precios regulados están escasos precisamente porque el precio esta regulado así que los productores no tendrían ganancias por lo tanto nadie los produce.
    Es una simple muestra de lo mal que funciona el socialismo en su versión extrema, de la misma forma en como sucedió antes en los países de la unión soviética. El fracaso del socialismo no es nada nuevo y aun así hay gente que insiste en creer en esa ideología.

    Responder
  5. Esto huele a propaganda comunista. Un supermercado, con productos perecederos, tan bien surtido y con tan pocos clientes y todo esto situado en una Venezuela a todas luces desabastecida por los cuatro costados. Pero además, recurre a la diarrea verbal chavista, con el rollo de los acaparadores y demás, las compras en divisas, etc. No habla para nada de la tasa oficial de cambio, ni de la real, ni de como pueden hacer esos supuestos comerciantes para pagar en dólares, cuando el Estado impide la inmensa mayoría de las operaciones en moneda extranjera, así sea para mantener empresas y servicios esenciales, como para permitir a supermercados clasistas operar sin control. Cuando adinerados venezolanos, alegan por estos días, el tener que hacer la compra y envían a sus familiares dentro de Venezuela dicha compra, como Dios les de a entender, viene este tipo a anunciarles la innecesidad del esfuerzo, ya que con el simple envío de dinero, se podría resolver el drama.
    En fin, visto el escenario de las fotografías. Podría decirse que, a los chavistas no les falta comida, pero andan escasos de figurantes, ni como para simular un poco de concurrencia en un supermercado bien abastecido en Venezuela.

    Responder
  6. si en los supermercados como este se encuentra comida pero a unos precios que no se pueden pagar sino cierto estatuo de personas

    Responder

Deja un comentario