Referéndum en Reino Unido: Un poco de luz sobre el brexit

Las posiciones en torno al Sí (permanecer en la UE) y al No (salir de la UE) giran en torno a diversas plataformas y las declaraciones públicas de personalidades políticas. A grandes rasgos, los socialdemócratas del Partido Laborista y del Partido Conservador entre otros partidos, defienden el Sí, aunque no todos sus miembros la comparten.. Apoyando dicha postura están los grandes monopolios capitalistas y los gobiernos que tienen intereses en frenar una nueva crisis para la UE, es el caso, del gobierno imperialista de los EEUU. Las declaraciones de Obama son más que directas, si el RU sale de la UE, deberá ponerse a la cola en cuanto a tratados comerciales, ¿amenaza? caben muchas interpretaciones pero muy democrático no parece.

En cuanto a los partidarios de la salida de la UE están personalidades y MP (parlamentarios) tanto del Partido Laborista como de los conservadores (Tories), ciertos partidos de derechas, entre los que destaca el UKIP (Partido por la Independencia del Reino Unido) y otros. La prensa se ha descrito a estos de “euroescépticos” planteando que todo los partidarios de la salida de la UE son como mínimo de derechas.

En este plano es muy interesante conocer las posturas de parte del movimiento comunista, es el caso Partido Comunista Británico y del Partido Comunista de Irlanda en lo que refiere a Irlanda del Norte (parte norte de la isla ocupada por el RU). El Partido Comunista de Irlanda plantea en un reciente comunicado que los trabajadores del Norte de Irlanda deben votar por la salida de la UE (votar No) dejando bien claro que no es una institución que defienda a los/as trabajadores/as y que salir de la UE es un elemento estratégico.

La posición del Partido Comunista Británico también es clara al respecto, se ha integrado en una plataforma para defender la salida de la UE junto a diversas organizaciones sindicales y de trabajadores, diversos líderes sindicales y MP que luchan por lo que ellos llaman “Lexit”; es decir, defender la salida de la UE desde la perspectiva de la clase obrera y con una clara posición de izquierdas.

Hoy en día las posiciones siguen y seguirán avanzando y el bombardeo mediático a favor del Sí será evidente. Es mucho lo que se juega la UE, no sólo la pertenencia o no de un país con una carga simbólica muy destacada sino sumar un nuevo fracaso simbólico a esa llamada de convergencia capitalista europea. La UE es un proyecto que está muerto en términos de derechos sociales y económicos para la clase obrera, las recientes expulsiones de inmigrantes lo demuestran. En este punto es muy interesante ver cómo se van sumando posiciones de clase a la ruptura con la UE, una pena que en el Estado Español sólo el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) considere que es estratégico la salida de la UE para que la clase obrera avance en la recuperación de sus derechos.

Alvaro Luque

Fuente: www.librered.net

  1. Manuel Cerezo Lasne 13 junio, 2016, 7:00 pm

    Vivo en Manchester desde hace casi dos años y tengo bastantes amigos españoles y británicos que tienen una opinion similar a la del autor de este artículo. Son afines al Lexit. Frecuentemente cuando he mantenido conversaciones con ellos o he asistido a debates y conferencias aquí en Manchester que defienden esa postura, nunca he acabado teniendo claro cual es la hoja de ruta tras esa salida de la Unión europea. Cómo se va a sobrevivir los tres años que faltarian para agotar el mandato de los conservadores. Parece que desde esta postura de una parte de la izquierda la estrategia es aquella clásica revolucionaria de dejar que todo empeoro hasta que reviente y así podremos emprender un cambio radical. Y tienen razón en una cosa. Todo empeoraría. En normativas medioamientales, en leyes que regulan la Sanidad, en el marco normativo que se aplica a la industria alimentaria y a su contro… La salida de la UE supondria la desaparición de una serie de medidas y normativas legales que suavizan tremendamente las políticas neoliberales y ultracapitalistas que el gobierno de Cameron imlementaria. De hecho estaban en su programa y no ha podido en mucho casos llevarlas a la práctica por incompatibilidades con el marco regulador europeo.
    Coincido con mis compañeros ingleses y españoles en el diagnóstico, al considerar que la UE a nivel social es un dinosaurio artrítico y casi putrefacto. Pero no en el traamiento sugerido de dejar que el paciente muera para con menor peso poder acometer los cambios necesarios. Suena bien si creyera que es posible. Si creyera que hay fuerza en la adormecida y alienada sociedad británica para acometer ese reto de cambio radical. Mucho tiene que llover para que ese reto sea factible. Siceramente creo que los compañeros del PCPE tienen una visón tan irreal e idealizada de l sociedad británica como los defensores británicos del lexit.
    A mi modo de ver toda esa energia y fuerza crítica seria mucho más útil en un marco o escenario más cercano al PlanB, a la Europa del Diem25, etc. Donde se ve como absolutamente necesario el cambio más radical que seamos capaces de acometer a esta Europa actual que nos ha tocado, pero que no se deja arrastrar por la seductora pero a mi modo de ver vacia y estéril idea de la dinamitación del sistema actual. Por más que me encantase esa idea de arrasar con todo el establishment actual de un plumazo, no dejo de imaginarme otro resultado que una minifragmetación de miles de unidades de poder descentralizado y debilitado, con una suerte de feudalización pero bajo control privado abandonando la idea de lo público, del Estado, de la sociedad civil en un aquilibrio armónico de contrapoderes. Una visión terrorífica digna de una novela futurista de política ficción. O no? A lo mejor estamos más cerca de esa imagen de lo que nos gustaria pensar.

    Responder

Deja un comentario