La derecha neoliberal gana en Perú desbancando al fujimorismo

Kuczynski es el nuevo presidente de Perú con un apretado resultado, derrotando al fujimorismo por solo 103.000 votos.

peru-1-800x445

El voto antifujimorista se impuso finalmente en la elección a presidente de Perú, consagrando al candidato Pedro Pablo Kuczynsi, un tecnócrata liberal-conservador. Es la primera vez que la derecha liberal gana una elección democrática en Perú. Con una mínima diferencia, a Keiko Fujimori se le volvió a escapar la presidencia por segunda vez consecutiva. En realidad ambas candidaturas tenían pocas diferencias desde el punto de vista ideológico, ya que Keiko Fujimoritambién es la derecha, aunque en este caso una derecha populista.

Según el resultado electoral, monitoreado por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), con el 92,55% de las actas procesadas Kuczynski es el nuevo Presidente del Perú al obtener el 50,32% de los votos y Keiko el 49,68%. Una diferencia de poco más de 120.000 votos con la participación de más de 17 millones de peruanos[1]. Diferencia mínima que no ha provocado el no reconocimiento de los resultados por parte de Keiko, posiblemente porque el triunfo de Kuczynski no sea en realidad la derrota del proyecto económico fujimorista.

Rivalidad más enfocada en choques personales, siglas, historias del pasado, o formas de hacer política, que de diferencias económicas.

El enfrentamiento electoral entre dos líderes se enfocó principalmente en una batalla de pugna nacional e intereses históricos entre la élite fujimorista – que vende los años 90 como el periodo “feliz” de instauración neoliberal bajo el Consenso de Washington y la victoria bélica contra la guerrilla del Sendero Luminoso – y una élite de centro y derecha vestida de antifujimorismo democrático. Propuesta apoyada por personas reconocidas como el escritor Vargas Llosa. Rivalidad más enfocada en choques personales, siglas, historias del pasado, o formas de hacer política, que de diferencias económicas.

El nuevo presidente va a tener que negociar constantemente durante los próximos cinco años con los fujimoristas, ya que parte de una muy débil posición parlamentaria. El Congreso unicameral, que se conformó en la primera vuelta electoral, estará dominado por el partido de Fujimori, Fuerza Popular, que tendrá una mayoría absoluta, con 73 diputados. Peruanos Por el Kambio, el partido de Kuczynski, tendrá solo 18, un 14 % de los escaños, mientras que la izquierda del Frente Amplio, contará con 20 congresistas.

Esto supone que los seguidores de Fujimori podrán sacar y vetar leyes a su antojo. Y para los temas que requieren mayoría cualificada –modificación constitucional, elección de los miembros del Tribunal Constitucional o al Defensor del Pueblo-, solo tienen que convencer otros 14 diputados, además de los propios.

FUENTES: Nuevatribuna y Librered

Deja un comentario