Juanma López: “todos estos tratados lo que vienen es beneficiar al mercado, a satisfacer al mercado a su dinámica de crearte una necesidad de que compres”

Entrevista a Juanma López, el activista de Greenpeace que escaló las torres Kio.

Juanma López entró en Greenpeace con un propósito: luchar contra quienes atacan el medio ambiente. En la actualidad hay un nuevo problema para la preservación de la misma, el TTIP entre EEUU y la Unión Europea. Ese fue el motivo por el que decidieron hacer una campaña de comunicación a lo grande: escalar las torres Kio y mostrar a la ciudadanía el tratado que se está cocinando en secreto por organismos de la UE y Estados Unidos.

El equipo de El DesperTTador 3.0 le hemos preguntado acerca de cuáles son las problemáticas que trae consigo el tratado, cómo se diseñó la campaña en Madrid, y las implicaciones del tratado en cuestiones de la preservación del medio ambiente.

P: ¿Cual fue tu motivación para entrar en Greenpeace?

R: Pues mira,  desde que tengo uso de razón siempre he me ha interesado toda la temática medio ambiental desde que era niño. Entonces esto yo creo que es lo que motivó que tuviese cierta curiosidad con todo lo relativo al medio ambiente. Y eso, a su vez, su pongo que fue lo que llevó a que en algún momento cayese en mis manos algo de información de Greenpeace, y que además de interesarme por lo que decía esta organización llegar a interesarme por qué era lo que hacía y como lo hacía, no, entonces al conocer que en Almería, donde yo vivo, había un grupo local tomé contacto con ellos y entonces ya tuve la oportunidad de hacer cosas para ellos primero como voluntario. Básicamente fue así. Ya tenía cierto interés, cierta sensibilidad por el tema medio ambiental.

P: Y dentro del medio ambiente, ¿hubo un tema en concreto, que te sensibilizara especialmente y que te hiciera entrar en la organización de Greenpeace?

R: Yo desde crio cuando conocí como funcionaba el tema de la regeneración del oxígeno, o sea, esto que te explican en el colegio pues mira son las plantas las que producen el oxígeno y tal, tuve una pequeña paranoia siendo niño con el tema de decir ahí va!, o sea, las plantas cosa que nos dejan respirar, nos dan oxígeno y nosotros estamos cortando árboles, y venga cortar árboles y entonces siendo niño esto me generó una preocupación bastante, bastante… Yo recuerdo que incluso llegué a tener pesadillas con el teme este de que están cortando árboles y nos vamos a asfixiar, todos, y nadie se daba cuenta… Claro, principalmente la emisión, no tanto ya por la tala de árboles, ¿no?, y la destrucción de las selvas amazónicas sino por el tema de la producción del dióxido de carbono, ¿no?, del CO2 es lo que ha venido a hacer, lo que digamos produjo que diese el paso para estar en la organización. Y luego también el tema nuclear, ¿no?. Yo soy de  una generación en la que hemos crecido con los superhéroes, que se volvían superhéroes porque les daban las radiaciones pero también es justo lo que pasó en Chernóbil, y hemos visto lo que pasó en Hiroshima y Nagasaki entonces es un tema que siempre me ha dado muchísimo yuyu el uso de la energía nuclear y también ese ese otro de los motivos.

Sin embargo ahora soy instructor de buceo, estoy dedicado a eso y me interesa muchísimo el mar y entonces cuando vamos a bucear nos encontramos la cantidad, la ingente cantidad de basura que hay en el mar y estamos viendo que un sitio maravilloso, salvaje, como es el mar y que lo tenemos al borde de casa. Yo vivo en Almería y la playa la tengo ahí al lado de mi casa. Pero es un mundo totalmente desconocido, es un ambiente en el que nosotros no podemos respirar, es como si fuera otro planeta para nosotros, es algo totalmente salvaje porque sin embargo hay vida. Pero te metes ahí y sin embargo ves el rastro del hombre en forma de basura, en forma de bolsas de plástico, en forma de neumáticos de coche y por tanto el tema marino me preocupa muchísimo.

P: ¿Cómo ha sido el desarrollo, la estrategia de vuestra campaña contra el TTIP?

R: Pues mira, realmente yo te voy a decir que, hombre, no soy de las personas en la organización encargado de hacer llegar el mensaje pormenorizadamente, detalladamente a la ciudadanía o al público en general. Yo tengo unas nociones como puede tener un ciudadano de a pie sensibilizado, vale, yo no me sentiría capaz de ponerme a debatir con alguien sobre los pormenores del TTIP porque no conozco, como se suele, decir la letra pequeña.

Hay alguna  persona que es la que toma un poco  la decisión o los que tomamos un poco la decisión de cómo se van a hacer las cosas. Siempre hay alguien que es… bueno, que toma… que piensa acerca de cómo se va a hacer una determinada acción y entonces después luego se pone  en común y como somos las personas, en este caso, yo, como soy yo el que se va a colgar pues tomamos una decisión acerca de los métodos que se van a emplear y todo esto. Y siempre tratamos de hacerlo con muchísima seguridad porque lo que prima, lo que prima es enviar un mensaje, ¿no?,  no que un activista se convierta en noticia porque ha tenido un accidente, me explico, entonces lo que intentamos es que sobre todo la acción sea lo más segura posible, y por supuesto tener mucho cuidado con que no falle, con que no falle esa acción porque se aborte por cualquier imprevisto o porque nos intercepten antes de poder instalar el mensaje.

P: ¿y por qué las torres Kio?

R: Hay acciones que a lo mejor se llevan a cabo en un edificio concreto porque va  contra  una firma de la propietaria de ese edificio. Lo lógico es que se haga una acción, si a lo mejor vas contra, que te digo yo, contra una petrolera y hay una delegación de esa petrolera en Madrid pues lo lógico es que vayamos a ese edificio, ¿no? En este caso no había ninguna firma en concreto sobre la que manifestarse y era algo que se quería hacer un poco con la voz de Europa o por lo menos con la voz de un Estado Miembro que forma parte de Europa y ahí pues, valoramos y llegamos a la conclusión de que un edificio simbólico de Madrid era lo más adecuado y cuanto más espectacular mejor. Porque esta acción era muy importante, la del TTIP es una acción muy importante, porque no es que vaya en contra del exceso de emisiones de CO2, no es que vaya en contra del uso de hormonas en los animales, no es que vaya en contra de la tala indiscriminada de madera, no es que vaya en contra de los vertidos a los ríos, es que va en contra precisamente de todo porque el TTIP, el acuerdo del TTIP lo abarca todo, que está poniendo en peligro, poniendo en riesgo, en compromiso una serie de medidas contra la contaminación, contra la explotación del medio ambiente que ya se estaba aplicando Europa así misma y que este acuerdo las puede poner en peligro. Entonces veríamos que sería un enorme paso atrás, no en uno, si no en muchísimos terrenos. Entonces sin duda alguna es algo muy importante, es una acción muy importante. Es una pena que tiene un nombre que no aclara mucho, TTIP, y que es esto del TTIP, pero claro al final tienes que utilizar una palabra que sea la que denomine la cuestión y bueno han tocado estas siglas, que son las siglas del Tratado del Atlántico  para la inversión y el comercio y bueno lo que nosotros hemos intentado con esta acción es que, no venderte la moto de decir, ¡mira!, el TTIP es malo si no por lo menos conseguir con esta acción que tú tengas curiosidad de saber que es el TTIP, que tú con tus propios valores lo analices y digas, bueno, el TTIP es bueno o el TTIP es malo pero por lo menos que la gente sepa que han intentado negociar algo  a las espaldas de toda la ciudadanía puede ser muy negativo, entonces despertar  la conciencia de la gente con un asunto que para nosotros es de capital importancia.

P: ¿Cuáles pueden ser los elementos comunes entre los que se están denominando “los tratados de nueva generación” como son el TTIP, CETA y el TISA?  

 R: Mira al final es lo mismo, al final todo es lo mismo. Porque al final nos damos cuenta de que todos estos tratados lo que vienen es beneficiar al mercado, a satisfacer al mercado a su dinámica de crearte una necesidad de que compres, para que consumas y al final lo que vemos es que en todos estos tratados priman el negocio, priman el mercado en contra o comprometiendo lo que genera toda esa materia prima, vale, o sea comprometiendo el medio natural. Entonces nos damos cuenta de que, yo no sé si conoces la fábula esta de la rana en una olla que se va calentando, pues supuestamente hay un experimento de una rana que si la metes en una agua muy, muy caliente, nada más caer la rana al agua, salta y se va.   Pero si tienes una rana en agua fría y la vas calentando gradualmente al final la rana se cuece cuando podía haber saltado y haberse ido. Nos está pasando un poco esto somos supuestamente seres inteligentes, vale, somos unos animales, somos una especie más en el planeta, pero que supuestamente tenemos una serie de habilidades que no tienen otros animales como por ejemplo, ser capaces de hacer previsiones en el futuro. Un animal no lo hace pero el ser humano, sí. Sin embargo aunque tenemos esta habilidad no la estamos llevando a la práctica porque diluimos  nuestra responsabilidad en la colectividad. Es como cuando pasa algo y hay un montón de gente y nadie se mueve, vale, y estos típicos casos que se ven en televisión de que ha habido un accidente, o cualquier cosa y alguien podía haber actuado y hay un montón de gente y nadie hace nada. Como por ejemplo, no sé si conoces este vídeo que ruló por las redes de un delfín pequeño que sacan del agua y empieza la gente a hacerse selfies hasta que se muere el delfín. Pues es algo por el estilo, nadie en se momento ahí se responsabiliza y estamos haciendo algo hasta que al final tiene un desenlace fatal porque nadie se siente responsable, o nadie se siente con el derecho de decir a los demás ¡ehhh!, que estamos haciendo vamos a parar que la responsabilidad es de todos. Y con la sociedad está pasando un poco igual, estamos diciendo: “bueno, si yo no soy político que es lo que puedo hacer, ellos sabrán”, pero al final vemos que la política está al servicio del mercado entonces es alimentar esa máquina, alimentar esa máquina y bueno mientras no haya nadie que pare la caldera vamos a meter más leña. Y si no hay leña, pues cuando no haya leña ya nos cansaremos pero mientras tanto vamos a seguir metiendo leña. Y eso es lo que estamos viendo que pasa con estos tratados.

P: ¿Cómo afectaría este tipo de tratados a la sostenibilidad del medio ambiente?

R: En cuestiones, como por ejemplo el calentamiento global. Yo creo que nadie puede poner en dudad en estas alturas que el calentamiento global es un hecho, ¿cierto?, sin embargo estamos viendo que  los políticos reaccionan muy tarde, Están reuniéndose  para ver si empiezan a tomar medidas en el año 202. ¡Vamos a ver!, en el año 2020, bueno. Sin embargo, bueno estás viendo que está empezando a ver una reacción, está viendo un movimiento. Lo que ocurre con este tipo de tratados es que al final si estamos intentando empezar a actuar, aunque sea lentamente, con este tipo de tratados  es que al final no se va a conseguir nada. Entonces, de manera, si actuamos o estamos intentando que nuestro políticos reaccionen, y la ciudadanía estamos intentando que una colectividad, que un país, que una unión de países realmente se pongan manos a la obra para intentar corregir una situación que nos puede llevar a una catástrofe con este tipo de tratados al final es que no se haría absolutamente nada. De manera que tenemos dos opciones. Sin este tipo de tratados lo que creíamos que estábamos consiguiendo es que a lo mejor tarde pero que al final se tomen medidas y halla soluciones. Con este tipo de tratados estas medidas  no van a llegar ni tarde ni pronto, si no nunca, ¿de acuerdo?; de manera que a lo mejor si tuviésemos que reaccionar, los gobiernos tuviesen que reaccionar, ya sería demasiado tarde porque ni siquiera se habría planteado tomar este tipo de medidas. Lo que ocurre con esta disolución de la responsabilidad a nivel global, a nivel mundial si ya es difícil entre personas que hay alguien que se erija como la voz cantante y bueno vamos a corregir esta situación  que nos va a llevar a un cataclismo. Ya es difícil con personas, imagina con países, ¿de acuerdo?, cuando además un país te dice: “oye pues yo voy a seguir quemando porque tú lo has hecho ya, tú te has desarrollado. Ahora es mi momento, ahora es mi turno para desarrollarme y voy a seguir quemando carbón hasta que me desarrolle y consiga lo que tú has conseguido” Y ahora quién le dice a ese país: “mira no, mira es que nos vamos a pifiar todos si tú sigues contaminando más  ya nos asfixiamos todos”. También te puede contestar ese país:  “ pues no haberlo hecho tú, tú también empezaste a contaminar, y así estamos, está es la situación que tenemos. Hay que anteponer, a todo eso de alimentar el mercado, el futuro y la vida de las personas.

P: ¿Cómo afectaría a ganaderos, agricultores y el mundo rural en general si se firmara el tratado?

R:  Pues mira, yo me imagino que volveríamos a lo que ha pasado en otras ocasiones y lo que ha sucedido con asuntos tan tremendos como el de las vacas locas. Si ahora dejamos que cada uno haga lo que quiera pues a lo mejor no ocurre algo tan escandaloso, ni tan grave como el asunto de las vacas locas. Pero por ejemplo, en Europa están prohibidas ciertas sustancias porque son perjudiciales para la salud. Estados Unidos tiene una normativa totalmente diferente. Para que se prohíba un producto tiene que haber un estudio que demuestre que eso es perjudicial y tiene que haber una denuncia por medio. El proceso es mucho más complicado y más costoso. Entonces, nosotros ya si sabemos que hay ciertas sustancia que si son perjudiciales para la salud, para las personas. Me refiero a los ciudadanos de Europa… entonces, si al final,  tratados como este se pusieran en marcha a lo mejor para un ganadero sería más fácil tener el ganado más engordado, con más kilos para vender y más rápido pero para nosotros la calidad no sería mejor, técnicamente sería peor. No creo que a ellos (los ganaderos) también les beneficiase, porque a ellos, consigo mismo, con sus compañeros entrarían en una carrera de haber quién engorda más…

Porque al final si se trata de abastecer al mercado con más kilos, más cantidad y más rápido entraremos en una carrera de haber quién le mete más hormonas al ganado. Entonces, estamos abriendo una caja de pandora, nos están metiendo en un terreno muy peligroso. No creo que tampoco les beneficie a ellos porque al final, vale, vas a vender más ganado pero como el ganado cada vez engorda más rápido y se consiguen kilos más rápido los precios al final se ajustarían. Quiero decir, que solo conseguirían una ventaja si de repente, solo hubiera un ganadero… uno se diferencia porque consigue engordar el ganado más rápido pero una vez que todos lo hacen igual los precios se estabilizarían. ¿Qué habríamos conseguido?, que ello seguirían vendiendo el ganado al mismo precio pero nosotros estaríamos consumiendo muchísima peor calidad.

P: ¿Qué te parece la parte del tratado que se refiere a la eliminación de las denominaciones de origen?

R: Yo creo que a cualquier persona con sentido común va a decir: “pero bueno, que beneficio podemos  tener nosotros con algo así” Evidentemente Europa no tiene beneficios, ese beneficio lo tiene Estados Unidos porque ellos no tienen ese producto, ¿por qué?, porque eso es un producto, tener una denominación de origen también es un producto, también es como una marca. Imagínate una marca prestigiosa pues eso es lo que es una denominación de origen. Entonces, si ello no tienen este valor pues lo que no quieren es tener que jugar con unas reglas que para ellos les deja en desventaja. Si el mejor vino del mundo es Rioja y yo no puedo tener esa denominación de origen pues no la tengas tú tampoco. Vamos a jugar en igualdad de condiciones. Pero eso no es lo peor, lo peor es tratar de eliminar la trazabilidad del producto, que, para quién no lo entienda,   es saber sobre este producto que estoy consumiendo, quién es el productor final, la persona que lo ha producido. Si ocurre algún problema, como por ejemplo, una intoxicación, porque haya una contaminación etc. es seguir la pista de ese producto aunque sea una fruta, no tiene porqué ser algo fabricado,  saber  quién es el productor de esa fruta que a lo mejor se ha detectado una sustancia nociva, se ha detectado una sustancia que ha producido una enfermedad, saber quién ha sido ese productor para tomar las medidas correctoras que sean precisas, que sean necesarias. Si tú eliminas la trazabilidad también estas eliminando garantías al consumidor. No son acuerdos que estén ofreciendo más garantías al consumidor. Todo lo contrario, está ofreciendo más facilidad de venta al mercado, se lo está poniendo fácil al mercado. No nos está dando garantías al consumidor y yo creo que esto es lo más importante que hay que tener claro en estos momentos.

P: ¿Cómo quedaría la cumbre de París sobre el cambio climático después del TTIP?

R: Me cuesta mucho trabajo entender cómo podrían poner algo en marcha algo  que derogara todas las conquistas que habíamos alcanzado hasta ahora y se las vamos a quitar a la ciudadanía. Me cuesta muchísimo trabajo comprender como vas a justificar eso ante la gente. Entonces, al final te das cuenta de que si algo así hubiera prosperado porque no podemos olvidar que es un tratado  se ha intentado negociar a las espaldas de la gente llegas a la conclusión de que estas cosas si funcionasen, si a quienes lo plantean les funcionase únicamente podría ser haciendo, posteriormente teatros, representaciones, reuniones y cumbres que no van a conducir a nada  porque ya tienen acordado otra cosa.  De cara a la galería, de cara a la ciudadanía sería simplemente teatro, serían representaciones. Si nos reunimos para hablar de la emisión del CO2, para intentar corregirlo pero no vamos a hacer nada. Y serían reuniones que cínicamente se estarían haciendo aunque a sabiendas que no se va a hacer nada. Es para vendernos, de cara a la gente, de que si estamos tratando de corregir una situación que en el fondo ni les preocupa.

P: ¿El fracking se vería favorecido por este tratado?

R: Por supuesto. Imagínate si para Estados Unidos es algo lícito y se llegara a un acuerdo en el que las mismas medidas restrictivas que se cumplen en Estados Unidos serían las que se emplearan aquí y tenemos aquí unas medidas restrictivas mucho más garantes que las de  Estado Unidos pues al final, ¿quién tenía que ceder? Esto es lo que nos preocupa. Ojalá sea al revés, ojalá fuese al revés pero lo que nos preocupa es que no va a ser así, no va a ser Estados Unidos quién se ponga límites y quién se autoimponga medidas correctoras va a exigir a Europa que las derogue. Esto es lo que no queremos, esto es lo que nos preocupa que no nos veamos practicando el Fracking.

P: ¿Por qué los medios de comunicación no han informado de manera más exhaustiva sobre la negociación de este tratado?

R: Una de las cuestiones puede ser, porque no es fácil explicar el TTIP. Ya simplemente su nombre TTIP es algo que suena muy ambiguo. Lo medios de comunicación tienen sus propios criterios a la hora de hacer pública una noticia y en función del seguimiento y del criterio del periodista, del seguimiento que va a tener esa noticia, pues deciden publicarla o no. Estamos hablando de un redactor jefe, de un editor que digan esta noticia va a llamar la atención o no va a llamar la atención. Yo creo que, generalmente cuando se trata de cuestiones medio ambientales cuesta mucho venderlo a los medios de comunicación. El tema ambiental, salvo cuando estamos hablando de catástrofes o de que realmente le estamos viendo las orejas al lobo, los medios de comunicación no se centran demasiado en las cuestiones medio ambientales. A Greenpeace le ha costado muchísimo años que se le tome en serio. Solamente cuando estamos notando estos calores que vivimos ahora entonces es cuando ya las voces que decían que todo era un montaje, que era una falsedad, bueno pues ahora ya, a todo el mundo se le está dando la razón de que, bueno se le está respetando la trayectoria que lleva Greenpeace de más de 40 años. Estamos viendo que realmente si se le está dando más importancia (medio ambiente) pero sigue siendo una gran olvidada, la temática medio ambiental en los medios de comunicación. Sea porque los editores consideren que no es algo de interés o de mucho interés en la ciudadanía, no lo sé.  Desde luego para las personas que estamos sensibilizadas y concienciadas es algo de primer orden pero.. bueno, esa es nuestra lucha, esa es la lucha de la organización como Greenpeace, hacer que se convierta en un valor de primer orden, en una cuestión que a todos nos preocupe como debe de ser. Porque  todos  somos responsables y esa responsabilidad, como te decía antes, no se puede diluir entre la colectividad.

P: ¿Cuáles serían las herramientas con las que contarían la ciudadanía pare evitar que este tratado entre en vigor?

R: Un boli, un simple boli y una firma. Porque por suerte o por desgracia la forma de manifestarse de la ciudadanía, es pues eso, con manifestaciones o con firmas. Entonces se están recogiendo firmas para que realmente se demuestre que la ciudadanía está concienciada y le preocupa estas cuestiones. Entonces, es que es tan sencillo, como coger un boli que no estamos pidiendo realmente que la gente comulgue con nosotros y que se cuelguen con una pancarta en edificio como hemos hecho algunos. No estamos pidiendo eso solamente hemos pedido con esa acción que tengas la curiosidad de saber que es el TTIP y si te produce el mismo espanto que a mí que cojas un boli y que firmes para estar en contra de eso. Y que tengas la constancia de que no queremos de que nos metan ahí, que no queremos que jueguen con el futuro de los que va a venir y de nuestro hijos, o de nuestros nietos, que no queremos que al final lo que prime sea el interés del mercado si no el de las personas.

P: ¿Crees, a título personal, que el TTIP, será aprobado o rechazado? 

R: Yo estoy convencido de que va a ser rechazado. Primero, porque se ha destapado el pastel, porque ahora intentar hacer algo en secreto a sabiendas que la ciudadanía no lo iba admitir, pues el que se haya destapado creo que no se va a hacer. Luego por otro lado, como vas a justificar tú, con el ejemplo de nuevo de los ganaderos, puedan utilizar sustancias que han estado prohibidas. O que de repente nos da igual que los catalizadores de alguna firma estén trucados. ¿Cómo vas a justificar todo esto?  Me hace pensar que esto no va a salir adelante. Pero no me gustaría que se dejase de aprovechar el tirón para que la gente despierte, se dé cuenta, de que toda la temática medio ambiental, y toda la problemática medio ambiental es muy importante, muy importante porque ahora nosotros tenemos la responsabilidad de hacer que la UE de las herramientas a los países que no las tienen para no caer en el mismo error que cayó Europa. Si ellos van a necesitar desarrollar una industria, darles las herramientas para que esa industria les permita desarrollarse pero que lo hagan respetando el medio ambiente. No cometiendo los errores que nosotros cometimos. Y a demás, además predicando con el ejemplo   no podemos ir a decirles que no tengan industria que emite CO2 si nosotros lo estamos haciendo, si nosotros no ponemos controles, si nosotros solo tenemos ojos para ver en el capital y para ver la producción, ir produciendo más y seguir vendiéndote lo que no necesitas, porque tú no lo necesitas. Yo necesito como industria venderte  cosas porque yo tengo que mantener las instalaciones y si al final caemos en estas cosas absurdas, bueno, pues tengo una chaqueta que me abriga pero ya no la voy a usar más porque es que en esta temporada se lleva otra. Y al final lo que hago es hacerle el juego a la industria. Y  esto sería fenomenal si no tuviera consecuencias, es divertido cambiar de abrigo cada año, sería fenomenal s no tuviera consecuencias. Pero si las consecuencias van a ser vamos a respirar aire cancerígeno y no vamos a tener alimentos y  que nos vamos a cocer vivos en un planeta ardiente me parece que estamos haciendo el primo.

P: ¿Tenéis pensado hacer nuevas protestas y reivindicaciones respecto a este tratado?

R: Mira, para mí lo ideal, lo fantástico sería que me dijesen: “Juanma que ya solamente nos vamos a ver para las cervezas porque ya no hay que hacer más reivindicaciones medio ambientales. Todos se han concienciado, los países se han concienciado”. Esto sería fenomenal, sería un sueño, es una utopía, por hoy es una utopía. Pero sabes que ocurre, que yo creo que un país conforme se va desarrollando también la gente se va cultivando más. Se va cultivando más y va teniendo más herramientas y va teniendo más conciencia. Estamos viendo cosas que hace unos años eran impensables. Cuando pasó lo de la capa de ozono  vimos realmente como la gente se concienció. Es verdad que tuvimos que llegar un poco al borde para que la gente reaccionase pero hay esperanza porque ves que la gente reacciona. Igual, igual con los años conseguimos un mundo en el que en el colegio haya una asignatura que sea medio ambiente, como cuidar y respetar el medio ambiente porque en el fondo somos como pececitos en una pecera y todos vivimos en esa pecera. Y si es una pecera que nos alimentamos en ella tenemos que tener mucho cuidado de no ensuciarla porque a lo mejor no hay otra pecera. Y entonces, extrapolando ese ejemplo de los peces con los países y con la ciudadanía en general yo creo que sí que hay una esperanza entonces.

Yo creo que soy ecologista para toda mi vida. A lo mejor dejaré de ser activista porque no sea capaz, porque no me necesiten pero ecologista, hasta que me muera. Entonces yo creo que esto es algo que, como tos respiramos y todos necesitamos que haya plantas para alimentarnos es algo que es antinatural rechazarlo. Entonces, es algo tan natural en nuestra naturaleza asumirlo y lo contrario es alienarse. Y entonces, yo creo que al final tiene que primar el sentido común y creo que al final todo este esfuerzo tendrá su recompensa a lo mejor no lo llego a ver yo. Para garantizar la supervivencia de la especie esto tiene que ser un éxito si no la especie no sobrevivirá. Y ya está, no hay más.

 

Deja un comentario