El rechazo popular al Gobierno golpista de Brasil llega al 70%

Golpe-Brasil-800x445

La desaprobación de Michel Temer creció nueve puntos porcentuales desde febrero a la fecha, según la primera encuesta realizada por el Instituto Ipsos, cuyos resultados fueron revelados este lunes.

Pese a que Temer planificó su mandato a las sombras de un Golpe contra la mandataria Dilma Rousseff, el rechazo al Gobierno ilegítimo aumentó del 61 al 70 por ciento en ese lapso.

Los aspectos peor evaluados de la gestión de Temer son el combate al desempleo (44 por ciento), los programas Mi Casa, Mi vida y Bolsa Familia (43), la crisis política (42) y el enfrentamiento a la corrupción y la inflación (40).

De acuerdo con la mencionada encuesta, reseñada por el diario digital Brasil 247, los escándalos de corrupción dañaron también la imagen de todos los “presidenciables” tradicionales.

Michel Temer ha sido catalogado por Rousseff de “conspirador” y “golpista”. Temer se ha vuelto ahora blanco de la desconfianza de los brasileños, debido a las frecuentes denuncias de corrupción y desvío de dinero público.

Adicionalmente, la justicia sospecha de la implicación de Temer en el caso Petrobras (un “arrepentido” mencionó su nombre en una declaración).

Temer continúa en el ojo del huracán, y mientras un cuarto ministro suyo enfrenta acusaciones que lo podrían obligar a ser uno más en la lista de renuncias ministeriales, el mismo mandatario interino aceptó el pasado 22 de junio que hay un golpe de Estado en su país, a través de un mensaje en las redes sociales.

Retorno de la democracia

La Central Única de Trabajadores (CUT) de Brasil respalda la propuesta de plebiscito realizada por Dilma Rousseff para convocar a una reforma política que pueda anticipar las elecciones presidenciales.

Así lo expresó el presidente de la CUT, Vagner Freitas, quien criticó que la mandataria se encuentre apartada de su cargo, por lo que aseguró que si la consulta es “la única esperanza” la apoyarán.

Por su parte, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva asegura que Brasil puede haber un plebiscito que convoque a una reforma política que pueda anticipar el proceso electoral, lo que podría traer “muchas cosas de aquí en adelante, muchas cosas y la sociedad está despierta”.

Desde el inicio del proceso de juicio político contra la mandataria Rousseff, organizaciones y movimientos sociales se han movilizado para denunciar el golpe parlamentario, defender la institucionalidad y los logros sociales alcanzados durante los gobiernos de Da Silva y Rousseff.

El 17 de junio de este año, Michel Temer cumplió un mes como presidente de Brasil en un escenario de continuas protestas, en las que el pueblo exige el respeto a la democracia y a la presidenta electa popularmente Dilma Rousseff.

El presidente interino sigue con políticas de recortes. Anunció que buscará una enmienda constitucional para disminuir los presupuestos de todas las áreas de Gobierno, incluidas salud y educación.

RNV | Telesur

Etiquetado Como

Deja un comentario