Las 5 cosas que no sabías sobre Erdogan, el presidente turco

Represión, ataque a los DDHH, condena a la libertad de expresión… Estos son algunos de los elementos que han destacado la presidencia de Erdogan en Turquía desde 2014

ERDOGAN

Mucho se está hablando estos días sobre el fallido Golpe de Estado en Turquía por una sublevación militar contra el Gobierno de Erdogan. Sin embargo, desde la perspectiva eurocéntrica, poco se conoce al Presidente turco, salvo por ser quién negoció con la UE la entrada de refugiados en zona turca a cambio de un pastizal. Con ello, veamos algunos puntos llamativos de su trayectoria.

Carrera política desde el islamismo radical a la moderación islamodemocracia moderada

Antes de Presidente fue, durante 11 años, Primer Ministro de Turquía (función similar a nuestra monarquía), y alcalde de Estambul desde 1994 a 1998. Fue despojado de su cargo y se le prohibió después de haber sido condenado a 10 meses de prisión por incitar a la intolerancia religiosa en 1998 tras haber recitado públicamente un poema del poeta nacional Ziya Gökalp («Las mezquitas son nuestros cuarteles, las cúpulas nuestros cascos, los minaretes nuestras bayonetas y los creyentes nuestros soldados»).

Tras abandonar sus posturas islamistas radicales, fundó el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) en 2001, un partido conservador-islamodemócrata, corriente similar a los partidos europeos democristianos.  El partido lleva gobernando 22 años, pero Erdogan no se presentó hasta la presidencia en 2014.

Caza de brujas contra el pueblo kurdo y el PKK

Según el último informe de Derechos Humanos difundido a comienzos de enero por la Asociación de Derechos Humanos de Turquía y la Fundación de Derechos Humanos de ese país, en el contexto de la guerra civil que enfrenta a la minoría étnica kurda con el gobierno de Turquía, ha habido 173 ejecuciones extrajudiciales. Además del arresto de alcaldes y autoridades de ciudades kurdas del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) por parte de las fuerzas de seguridad. Activistas kurdos hablan de una “masacre” por parte del gobierno turco, dejando un rastro de más de 500 kurdos muertos solo en 2015. Recordamos que el pueblo kurdo ha sido uno de los principales combatientes del ISIS en la zona siria, con lo cual la represión desde turquía a dicho colectivo ha favorecido al Estado Islámico.

Represión a la protesta opositora

A finales de mayo de 2013 comienzan una serie de protestas contra el intento de destruir el parque Taksim Gezi en Estambul para construir un centro comercial, que acabó desembocando en una protesta pacífica contra ciertos elementos antidemocráticos del Gobierno al estilo 15M en España. El Gobierno, sin embargo, sacó a la policía armada de gases lacrimógenos, bolas de goma y manguerazos de agua para frenar el movimiento, acabando con cerca de 1000 manifestantes detenidos, varios muertos y miles de heridos.

La dureza de la represión de las manifestaciones llevó a una generalización de las protestas contra su política, interpretada como un intento de régimen radical y absolutista. También en contra de la corrupción y de la censura en todos los medios controlados por este régimen.

Contrario a la libertad de expresión y de prensa

El giro autoritario de Erdogan también ha dificultado el libre funcionamiento de los medios de comunicación, o el control de redes sociales como Twitter o Facebook -principalmente durante las protestas del 2013-. Las cortes turcas han sentenciado en los últimos años a decenas de periodistas y ciudadanos por lo que consideraba ofensas al presidente. En la mayoría de los casos, los imputados solo habían compartido en las redes sociales frases y poemas satíricos en los que ni mencionaban a Erdogan.

Tral el Golpe de Estado, ya ha acabado con la mayoría de los medios de comunicación independientes, encarcelando a decenas de periodistas, defensores de los derechos humanos, líderes de la sociedad civil y profesores universitarios. Ahora amenaza a los diputados de la oposición con retirarles la inmunidad parlamentaria a capricho. Si hay dudas del delito, se les acusa de terrorismo.

Tras el Golpe fallido: purga judicial y reestablecimiento de la pena de muerte

En la actualidad, tras la intentona de algunos sectores del ejército de echarle del poder, el Presidente turco ha recrudecido su “giro autoritario”, en vez de tratar de moderar y suavizar la situación del país. Las autoridades turcas cesaron el sábado a 2.745 jueces, a parte de los miles de policias, militares y civiles que suman a cerca de 8000 personas en total.

La ONU también considera alarmante que altos funcionarios del gobierno hayan empezado a hablar de restablecer la pena de muerte con el aparente objetivo de aplicarla a los participantes en el intento de golpe –pena de muerte retroactiva-, lo que Zeid aseguró que sería no sólo inaceptable, sino ilegal. “Turquía abolió la pena de muerte en 2002, pero no ha realizado ninguna ejecución desde hace 32 años, y restablecerla sería una violación a sus obligaciones internacionales”.

Deja un comentario