Cospedal financió con dinero público escraches antiabortisatas

María Dolores de Cospedal, expresidenta de Castilla-La Mancha, financió durante su mandato al colectivo “Derecho a ser Madre”, una asociación famosa por realizar escraches y movilizaciones contra mujeres que acudían a interrumpir voluntariamente su embarazo a la única clínica autorizada para realizar estas prácticas en la provincia de Albacete.

El Gobierno presidido por De Cospedal otorgó a “Derecho a ser Madre”, en el ejercicio de 2015, subvenciones por valor de 30.723 euros. Estas ayudas se concedieron con cargo al ‘Programa Operativo de Apoyo a la Maternidad de Castilla-La Mancha’ y fueron definidas por la propia presidenta como el medio para garantizar “una vida en la que las decisiones de las madres estén basadas en sus propios principios y valores, basadas en las libertad y en la igualdad de oportunidades”.

Este colectivo, según “Red Feminista”,  se personaba en la puerta de la clínica impidiendo la entrada a la clínica a las mujeres que querían hacerlo, coaccionándolas y privándoles del derecho a decidir qué hacer con su propio cuerpo. En varias ocasiones la clínica ha tenido que denunciar a esta asociación porque han llegado a irrumpir dentro del local insultando y amenazando a las mujeres.

Una práctica continuada

Este afán subvencionador a asociaciones antiabortistas de Albacete no acabó con Cospedal, María Ángeles Martínez Paños (concejala del área de la Mujer en el Ayuntamiento de Albacete) pidió una subvención, que posteriormente fue concedida por el Ayuntamiento, para financiar la asociación  ‘Mujeres en Igualdad’, de la cual es presidenta.

Ante las acusaciones del PSOE y Ganemos en la provincia, la concejala se ha defendido declarando que “el aborto es una violencia inhumana, no reconocida, contra la mujer”.

  1. Gracias las informaciones, aunque sean muy duras pero desgraciadamente son la realidad, y que todos debemos saber

    Responder
  2. Madre mía la clase política que tenemos…que pasada lo mal que se han portado con nosotros, miedo me da lo que queda por saber aún…

    Responder

Deja un comentario