Manifestantes turcos y Amnistía Internacional condenan el giro autoritario de Erdogan

Cientos de miles de personas han abarrotado hoy la plaza Taksim de Estambul, convocadas por el opositor partido socialdemócrata CHP, para condenar el fallido golpe militar y toda desviación de los principios republicanos y laicos. “Ni golpe de Estado ni dictadura” ha sido uno de los lemas más coreados por los manifestantes, que han exhibido numerosos retratos de Mustafá Kemal Atatürk, padre del Estado moderno, democrático y laico.
Amnistía Internacional, además, ha acusado a las autoridades turcas de graves vulneraciones de los derechos de los detenidos en las purgas del gobierno tras el golpe de Estado fallido del 15 de julio en el país. La ONG asegura haber recibido “pruebas creíbles” de que la policía turca en Ankara y Estambul está suspendiendo a los arrestados en posturas de tensión “durante un máximo de 48 horas”, negándoles alimentos, agua y tratamiento médico, y amenazándoles. “En los peores casos algunos han sido sometidos a golpes y torturas graves, como la violación”, afirma la organización en un comunicado.
La ONG lanza sus acusaciones contra las autoridades turcas tras hablar con abogados, médicos, detenidos y una persona que trabaja en un centro de detención, entre otras personas. Todas las fuentes piden permanecer en el anonimato por razones de seguridad, indican. Los relatos de las fuente hablan de detenciones en instalaciones no oficiales “como centros deportivos y un establo”.
Mientras en la Unión Europea no se emite ningún tipo de comunicado condenando el giro autoritario de Erdogan tras los sucesos de la semana pasada, pese a ser un aliado y futuro miembro en proceso de integración en la UE.

Deja un comentario