Casi 3 millones de personas son parados de larga duración

La semana pasada conocimos la última EPA que mostraba un descenso de 216.000 personas en situación de desempleo. Estos halagüeños datos no son tan buenos si vemos que casi el 90% de los contratos siguen siendo temporales y si vemos la clase de parados que engrosan las filas del INEM.

Un 60% de las personas en paro, llevan desempleados más de un año. 2.662.500 personas son parados de larga duración, una cifra que  supera en dos millones a la existente antes de la crisis.

A la cronificación del desempleo se le añade otro gran problema: más de 780.000 personas son mayores de 50 años. “Entre 2014 y 2015 las posibilidades de estas personas de encontrar un empleo eran del 10% cada trimestre. Esto quiere decir que, de media, tenían que esperar dos años y medio para salir del paro”, asegura Marcel Jansen, economista de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

El efecto del desempleo en nuestro país es tal que, pasados dos años en esta situación, se elimina la ventaja que da tener un título universitario.

Esta es la recuperación laboral que tanto alaban los dirigentes del Gobierno: precariedad, paro de larga duración y una merma cada vez mayor de los derechos laborales.

 

Deja un comentario