El FMI admite su negligencia en la “crisis del euro”

La Oficina de Evaluación Independiente del Fondo (IEO) ha realizado un informe en el que reconoce que el FMI (Fondo Monetario Internacional) incurrió en múltiples errores graves, causando enormes perjuicios a Grecia en pos de defender la unión monetaria y los bancos del Norte.

El texto reconoce que los griegos fueron “culpados reiteradamente de fracasos que deben ser achacados a las políticas puestas en práctica por la Troika”

El informe sostiene que “muchos de los documentos se elaboraron fuera de los canales regularmente establecidos” y que “hay documentación escrita sobre algunas materias sensibles que no ha podido ser localizada”. El escrito deja muy entredicho la figura de Christine Lagarde, la directora gerente del FMI, que será juzgada en Francia por negligencia en el caso Tapie, y responde únicamente ante el Consejo de directores ejecutivos.

La Oficina de Evaluación Independiente del Fondo no culpa directamente a Lagarde de los errores pero afirma que “la IEO ha sido incapaz en algunos casos de determinar quién tomó ciertas decisiones o qué información estaba disponible, y tampoco ha sido capaz de determinar los papeles jugados por la dirección y por el personal”.

Por otro lado, el texto reconoce que nunca hubo un “plan B” para hacer frente a una crisis sistemática en la Eurozona porque se había descartado toda posibilidad de que eso sucediera”.

Además, la IEO recuerda que varios miembros advirtieron que el diseño del “euro” como moneda única era un error, pero sus voces fueron acalladas  por el dogmatismo pro-euro, que continuó corrompiendo el pensamiento del FMI durante años.

Por último, alguno de los fallos reconocidos son: que se minimizaron los riesgos que traían consigo el aumento de los déficit por cuenta corriente y las inyecciones de capital hacia la periferia de la Eurozona; se despreció el peligro de que ocurriera una parada de esos flujos de capital; se ignoró el concepto fundamental de que las uniones monetarias no sustentadas en una unión política y un Tesoro común son vulnerables a las crisis de deuda. Además, el FMI, “ignoró que en esos casos el riesgo de devaluación se convierte en riesgo de quiebra”, según el indorme.

 

 

  1. desde Gipuzkoa 8 agosto, 2016, 8:48 am

    Y ahora, ¿qué?, ¿nadie va asumir responsabilidades como siempre?, ¿quién restaura de la miseria sobrevenida a los Griegos que ha visto llover sobre mojado? (Mojado=a los que siempre pagamos)

    Responder

Deja un comentario