El PP y Ciudadanos usan la aprobación del techo de la deuda para forzar la investidura

Los partidos de Rajoy y Rivera aumentan su presión al PSOE para que se abstengan en la investidura, que haría al líder del PP presidente una vez más.  Esta vez la medida de presión ha sido la aprobación del techo de la deuda. Las dos formaciones han alegado que es necesario la formación de un Gobierno para sacar adelante esta medida.

Esta afirmación es rotundamente falsa, ya que (según la Ley del Gobierno)  se habilita un Gabinete en funciones a tomar aquellas medidas que se puedan justificar “por razones de urgencia”. Rajoy podría forzar ese debate en el Congreso y someter a votación el límite de inversión que decida el actual Gobierno en funciones. El PP, sin embargo, no quiere llegar a esos debates sin cerrar antes la investidura.

La estrategia de Rajoy pasa por infundir dos temores fundamentales: uno sobre la posibilidad de terceras elecciones y otro relacionado con que la falta de Gobierno conduce al bloqueo económico. Albert Rivera no ha tardado en sumarse a esa tesis y exigir la abstención del PSOE para que la investidura de Mariano Rajoy permita aprobar medidas tan importantes como el techo de gasto o los presupuestos generales del Estado.

Según fuentes de la dirección socialista, “el Gobierno en funciones está plenamente habilitado para invocar las razones de urgencia y enfrentar en el Congreso el debate sobre el techo de gasto”. El equipo de Pedro Sánchez quiere sacudirse de encima la presión de quienes les señalan como un freno a la economía al no permitir que Rajoy impulse desde la presidencia medidas económicas que Europa espera conocer.

El problema para Rajoy es que al contar con sólo 137 diputados le dificultan esta y cualquier otra votación en la Cámara Baja, a no ser que aquellos partidos que no se quieren mojar en la investidura sí estén dispuestos a retratarse en otras votaciones.

Fuente: eldiario.es

 

Etiquetado Como

Deja un comentario