La trampa de Montoro: las instrucciones de Hacienda de cerrar empresas municipales incitan a la privatización

Montoro ha vuelto a utilizar su poder en Hacienda para hacer un uso partidista de la misma. Esta vez el continuar con la tendencia privacionista que tanto gusta practicar al PP.

En los últimos días, el ministro se ha puesto en contacto con los ayuntamientos de toda España para instarles al cierre de ciertas empresas municipales dependientes directamente de la corporación local. Estas empresas tienen como fin la prestación de servicios públicos esenciales a la ciudadanía, que debieran estar garantizados con independencia de residir en grandes ciudades o en los pequeños pueblos que bañan la geografía española.

Desde CC.OO. denuncian que los  servicios afectados van desde escuelas para niños de 0 a 3 años, hasta empresas municipales de transportes.

Además, el propio Gobierno que insta al cierre de estas empresas trata de obstaculizar a aquellos consistorios que deciden incluir estos servicios en el propio presupuesto del ayuntamiento (con grandes ahorros).

En vista a esto, parece claro que la petición de Hacienda no tiene nada que ver con razones de rentabilidad, sino con la privatizar servicios. Si nos centramos únicamente en cuestiones de déficit público, resulta extraño que se castigue únicamente a las corporaciones locales cuando, en su conjunto, tienen un superávit de casi el 0,5%, frente a un déficit del conjunto de administraciones del 5,2 %.

Estos servicios a privatizar son esenciales para cualquier ciudadano y de, este modo, pasan a manos de empresas que, además, tienen una estrecha relación con el Partido Popular y acaban originando puertas giratorias y, en definitiva, más corrupción.

Deja un comentario