Contratos diarios: la precarización se instaura en la Sanidad Pública

La satisfacción del usuario con los profesionales de la sanidad pública es muy alto (como refleja el último Barómetro Sanitario) pero las condiciones laborales de estos dista mucho de su profesionalidad.

Según un estudio realizado por la Organización Médica Colegial, la temporalidad también es la marca de los contratos en el sector sanitario. En nuestro país, la contratación temporal alcanza el 77% del total en el sector sanitario público. Sólo el 19% tiene un contrato indefinido en jornada completa.

 Además de la temporalidad, las condiciones laborales son otro gran punto a tener en cuenta: La inestabilidad de un médico español es “mayor que la de un trabajador de Mc Donald”, ha señalado el presidente de la Organización Médica Colegial y el coordinador del estudio ha destacado que “La sanidad pública es la mayor empresa de trabajo temporal de España”.

Algunos profesionales señalan que han ido encadenando contratos de tres meses en tres meses con jornadas superiores a 12 horas y contratos a tiempo parcial. Incluso, en ocasiones, estos contratos son diarios entrando y saliendo del paro constantemente.

Esta situación obliga a muchos a emigrar, con condiciones de vida muy superiores, y a los que se quedan no les queda más que soportar una incertidumbre que les impide cosas tan básicas cómo pedir una hipoteca o planificar su vida más a ya de dos o tres meses.

Sólo en las últimas elecciones autonómicas se han convertido en indefinidos alguno de estos contratos pero, pasado el fervor electoralista, la temporalidad ha vuelto a la sanidad.

La otra salida de nuestros médicos es optar por la vía privada pero, pese a que hay más contratación a tiempo indefinido, las condiciones laborales rozan la esclavitud: semanas de 18 días, guardias sin descanso posterior, imposibilidad de vacaciones, fines de semana laborables no remunerados, etc.

Más dinero a la sanidad privada

Mientras nuestros médicos sufren este tipo de vida laboral y la sanidad pública sigue siendo saqueada por gobiernos como el de la Comunidad de Madrid, la sanidad privada sigue recibiendo más y más financiación por parte del heraldo público.

El gasto en privatizaciones sanitarias se ha incrementado en un 95% desde 2009 a 2014 (de 414,85 a 810,25 millones). Esta tendencia parece no cambiar en los años venideros ya que están presupuestados 962,21 millones de euros para 2016. El gasto en privatizaciones sanitarias en 2009 era del 5% del presupuesto, en 2014 ya representaba el 11,5% y  este sigue aumentando.

Fuente: elconfidencial.com

 

  1. Creo sinceramente que los españoles, de todas las profesiones, no nos dejen más opción que salirnos a la calle y decirles vasta ya de gobiernos sinvergüenzas ladrones y corruptos. Los españoles no podemos permitir que nuestra sanidad pública con sus magníficos profesionales, se vean en esta lamentable situación.

    Responder

Deja un comentario