Polarización en el PSOE: entre la abstención y alternativa de izquierdas

 

Pasan los meses y España sigue sin Gobierno. La situación de bloqueo en las negociaciones, solo maquillada por un pacto que no suma entre Partido Popular y Ciudadanos, a falta de un PSOE que se decante por una de las siguientes opciones: Abstenerse a un hipotético Gobierno del Partido Popular, buscar alternativas en la izquierda con Podemos y fuerzas nacionalistas, o no hacer nada.

Ésta última supondría la vuelta a las urnas por Navidad, en unas terceras elecciones donde el PP parece seguir fagocitando el voto de Ciudadanos, y donde la izquierda sigue en un proceso de reformulación electoral para frenar la abultada abstención del pasado 26J.

El PSOE, por tanto, tiene que tomar una decisión tarde o temprano por alguna de estas opciones, y eso también lo saben internamente: diferentes figuras y sectores del partido se han ido posicionando sobre cuál debe ser, no solo la estrategia de cara a la formación de Gobierno, sino el futuro inmediato de un PSOE sin ideas.

Como es sabido, diferentes figuras de peso muestran su postura abiertamente por una alianza con UP de cara a desbloquear la situación a la derecha.  José Antonio Pérez Tapias, Eduardo Madina, Ximo Puig… Entre otros y desde diferentes grados de crítica a la directiva de Pedro Sánchez, piden buscar alternativas en la izquierda.

Estas figuras se suman a las que ya firmaron el manifiesto  ¿Debe el PP gobernar España? del Foro 26J, donde se señalaba esa vía PSOE-UP como alternativa al Partido Popular .

Entre los integrantes del Foro 26J se encuentran personas que han ostentado cargos públicos por el PSOE, aunque este foro se considera “plural, en el que participa gente de distinta procedencia política y gente que no está adscrita a ninguna formación, de sensibilidad de izquierda, progresista y regeneracionista”, según explican fuentes de este grupo a este periódico. Son integrantes del Foro 26J Juan Antonio Barrio de Penagos o Manuel De la Rocha, exdiputados y exdirigentes de Izquierda Socialista; Emilio Díaz Berenguer, exdirector general de Política Agroalimentaria de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, ahora vinculado a Podemos; Inmaculada Pérez, exconcejal de Málaga, Joan Vicent Sempere, exconcejal en Villareal, Joan Corominas, exdirector gerente de la Agencia Andaluza del Agua; Juan Ignacio Trillo, exdelegado de Medio Ambiente de la Junta Andalucía en Málaga o Emilia Caballero, que ejerció como Defensora del Pueblo en la Comunidad Valenciana a propuesta del PSOE. También hay militantes de Izquierda Socialista como José Manzanares y otros que incluso participaron en la candidatura de José Antonio Pérez Tapias en las primarias para elegir al secretario general del PSOE que auparon a Pedro Sánchez, como Sarah Alonso, Daniel Capodiferro o Rosario Alonso.

Otros sectores del PSOE piden la abstención aunque solo sea para derogar antes de fin de año la reforma laboral y la ley educativa de la derecha. Algunos miembros del Comité Federal se toman en serio la amenaza de Rajoy de ir a nuevas elecciones. Esa es la posición oficiosa de la mayoría de los dirigentes andaluces, partidarios de Susana Díaz, a la que se suman otros cuadros dirigentes de Extremadura, Castilla-La Mancha y Aragón consultados por este diario.

Entre los barones socialistas, el más explícito ha sido el presidente de Argón, Javier Lambán, quien dijo ayer a través de la Cadena Ser que “el PSOE ha de pensar a lo grande” y eso equivale a “evitar unas terceras elecciones” que, sin ninguna duda, supondrían la “inhabilitación” de la clase política española. La “responsabilidad, el patriotismo y el sentido de Estado” son los términos más repetidos para colocar al secretario general, Pedro Sánchez, en la tesitura de evitar unas nuevas elecciones. Este posicionamiento se suma a los ya definidos por algunos histórcios socialistas comoFelipe Gozález, Elena Valenciano, Borrell, entre otros.

Deja un comentario