Tania Sánchez, Rita Maestre y José Manuel López presentan su proyecto para Podemos en la Comunidad de Madrid

Martinez-Abarca-Manuel-Maestre-Sanchez_EDIIMA20160907_0094_5

Podemos abrió este martes el proceso para renovar su dirección en la Comunidad de Madrid. Y ya tiene un proyecto, Proceso Adelante, encabezado por la portavoz municipal, Rita Maestre. En él también participan la diputada en el Congreso Tania Sánchez; el portavoz de Podemos en la Asamblea, José Manuel López; y los diputados autonómicos Clara Serra y Hugo Martínez Abarca.

Rita Maestre ha presentado el acto, al que también han asistido concejales de Ahora Madrid, como Jorge García Castaño y Esther Gómez, además del diputado autonómico Pablo Padilla.

La candidatura viene a agrupar a sectores provenientes de la extinta Convocatoria por Madrid, fundada por Tania Sánchez, y dirigentes regionales y locales que se han venido referenciando en el secretario Político de Podemos, como algunos de los ex dirigentes autonómicos dimitidos, como Emilio Delgado, diputado autonómico, la propia Clara Serra, y la también diputada Jazmín Beirak. En la iniciativa también participa el diputado nacional Miguel Vila.

Según Maestre, persiguen un “Podemos más amable, descentralizado. Esta foto demuestra que personas de trayectorias distintas queremos trabajar en lo concreto. Es la mejor imagen de la superación, el acuerdo concreto, útiles para los madrileños”. Clara Serra ha insistido en que lo que les une “el convencimiento de feminizar la política y la organización”; José Manuel López ha hablado de “impulsar el municipalismo”; y Hugo Martínez Abarca ha pedido construir el proyecto “con los imprescindibles, los militantes, y los que faltan, porque no hemos ganado las elecciones”.

Tania Sánchez ha afirmado: “Estamos aquí para parar un modelo de país imposible de vivir para una inmensa mayoría que se refleja en esta Comunidad de Madrid y para construir una alternativa fuerte al PP de la Púnica y de un proyecto de región que nos divide entre territorios y que impide que la mayoría social de Madrid tenga garantizada una vida digna”.

Maestre ha insistido que se está “presentando un proceso, no una lista, que impulsamos los que estamos aquí. Tenemos dos meses para hacerlo, y no queremos presentar una iniciativa cerrada y bloqueada”.

¿Les molesta que les llamen los errejonistas? “Las etiquetas han desvirtuado a veces la discusión, queremos mejorar y construir, ha habido un periodo complicado en la Comunidad y queremos superarlo, queremos mirar hacia adelante. Ese objetivo lo llevábamos trabajando desde hace tiempo”, ha afirmado Maestre.

La situación era complicada tras la crisis del pasado mes de marzo, cuando dimitieron 10 consejeros autonómicos, y se agravó este mismo mes de julio con el relevo de parte de la dirección del grupo parlamentario.

Este martes el Consejo Ciudadano que dirige Luis Alegre ha definido los detalles de una Asamblea Ciudadana que arranca ahora –con acto presencial a finales de octubre– en la que, como ocurrió en Vistalegre en octubre de 2014, se decidirá sobre el modelo político y organizativo y, posteriormente, se votará la nueva dirección –entre el 5 y el 9 de noviembre–. El 9 de noviembre acabará un proceso que empieza este mismo martes, cuando se abre el plazo para la presentación de los documentos políticos y organizativos.

Dentro del partido suenan otros nombres relevantes para la nueva etapa de Podemos en la región: el portavoz del Senado, Ramón Espinar; y el eurodiputado Miguel Urbán. Dentro de Podemos afirman que prefieren priorizar “el debate sobre qué debe ser Podemos ahora por encima de los nombres”.

En función de cómo transaccionen las diferentes familias en torno a los documentos, así se concretarán las posteriores listas para las primarias.

La principal novedad es que el sector oficial no irá en una lista conjunta como si ocurrió en febrero de 2015. Las relaciones entre los dirigentes referenciados en Pablo Iglesias y en Íñigo Errejón en la región es mala, casi irreconciliable. Las diferencias se fueron larvando durante 2015 y estallaron en marzo. Primero dimitió el secretario de Organización, número tres de la dirección, Emilio Delgado. Dos días después, otros nueve consejeros.

El Consejo Ciudadano quedó al borde de la disolución por falta de  quórum, pero el momento elegido para el movimiento, en plenas negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez, dieron al traste con el intento y supusieron la destitución fulminante del secretario de Organización estatal, Sergio Pascual, por no haber evitado el conflicto.

Todos los dimitidos integraron la lista liderada por Luis Alegre en las primarias de 2015, que repentinamente quedó en minoría en el Consejo Ciudadano Autonómico. Un acuerdo con el sector de Anticapitalistas permitió mantener la vigencia de los órganos y no precipitar la crisis en plena precampaña de las elecciones del 26 de junio, además de aumentar el control político sobre el grupo parlamentario.

El enfrentamiento se trasladó entonces a la Asamblea de Madrid. Cuando se constituyó el grupo parlamentario, en el verano de 2015, se pactó de forma oral revisar al año su funcionamiento y proceder a una rotación de cargos en función de los resultados. Dicha rotación provocó una nueva disputa.

El Consejo Ciudadano del partido optó por abrir el proceso asambleario para elegir una nueva dirección, cuyos detalles se han fijado este martes.

  1. No se a que es debido pero este virus, tiene contaminada a la izquierda desde hace décadas, pienso que el culpable de esta situación vírica es protagonizada por la astucia de la derecha y la incomprensión de la izquierda.

    Responder

Deja un comentario