Los barones del PSOE ven en la formación de una gestora la manera de desbancar a Sánchez

Los afiladores tienen tarea estos días entre los dirigentes territoriales del PSOE que ya preparan sus herramientas contra el secretario general, Pedro Sánchez, en el Comité Federal que algunos exigen sin demora. No es casual que el noble gremio andariego de la piedra de afilar haya nacido en Galicia, de donde llegarán, si las encuestas no fallan como suelen, los malos resultados para los socialistas. A ello se sumará la mengua de votos en el País Vasco que también pronostican los sondeos. Los adversarios internos de Sánchez sólo ven una salida: que tire la toalla y facilite el desbloqueo gubernamental, conjurando el riesgo de unas nuevas elecciones generales. Si acepta por las buenas, se formaría una gestora que, como ocurrió en el año 2000, tras la dimisión de Joaquín Almunia, dirigiría el partido hasta el 29º congreso, aplazado desde febrero.

Sánchez ha evitado reunir este lunes a la Ejecutiva para no agitar las discrepancias y acallar el ruido interno hasta las elecciones del domingo. Hay que tener en cuenta que entre los 40 miembros de la Ejecutiva se reproduce la división existente entre los más de doscientos del Comité Federal. En Ferraz tienen voz y voto nueve socialistas andaluces sometidos a la disciplina de Susana Díaz, sin contar con la presencia del presidente valenciano, Ximo Puig o del castellano-manchego, Emiliano García-Page. Quitando el núcleo de confianza del secretario general, que no pasa de una decena de personas, el resto está “bien amarrado”, en expresión de un dirigente de Izquierda Socialista, por los barones que apuestan por periclitar a Sánchez.

¿Qué ocurrirá después de las elecciones del domingo en el País Vasco y Galicia? La respuesta de los dirigentes consultados –desde la dirección de Ferraz hasta los partidarios de la presidenta andaluza– es que Sánchez deberá convocar a la Ejecutiva el lunes para analizar los resultados y de esa reunión ha de salir la convocatoria del Comité Federal cuanto antes, es decir, el sábado 1 de octubre. Es el procedimiento habitual, subrayan los susanistas.

También es habitual que el secretario general se reúna con los dirigentes regionales para buscar los puntos comunes antes de formular sus planteamientos ante el máximo órgano del partido entre congresos y proponer una resolución de consenso, si bien, en este caso, algunas fuentes señalan que varios barones evitarán enseñar sus cartas si deciden ir a un Comité de confrontación. Su objetivo pasa por evitar que Sánchez apele a la militancia para mantener el “no” al PP y a su candidato Mariano Rajoy.

La correlación de fuerzas en el Comité Federal ya no es favorable a Sánchez por más que desde Ferraz insisten en que el 35% de la delegación de Andalucía está con él y que el PSC en ningún caso votaría a favor de dejar gobernar al PP. Sin embargo, las opciones de Sánchez son muy escasas. Los barones recuerdan que su planteamiento de negociar con Podemos vulnera la resolución del 28 de diciembre. Y si se mantiene el “no” a la investidura, por el que apuesta el propio Sánchez y algunas federaciones que le apoyan, estamos abocados a las terceras elecciones. En ese caso le advierten de que el candidato no sería él.

La situación es tan delicada y complicada que, según todas las fuentes consultadas, un Comité de confrontación rompería al PSOE por la mitad. La única forma de evitarlo, más allá de que Sánchez consiguiera un preacuerdo con Podemos que pudiera ser aceptable para C’s, algo que Susana Díaz ha rechazado de antemano diciendo que “con 85 diputados no se puede gobernar”, es que Sánchez acepte un cambio de política, lo que conllevaría su dimisión y la creación de una gestora. Cierto es que si lograse el apoyo de C’s para forzar la renuncia de Rajoy, como ha sugerido Díaz, el quebranto para los socialistas y para el propio Sánchez sería menor. Entre tanto, los dirigentes del PSOE confirman que la edad de hierro sigue afilando sus cuchillos en la edad de piedra, a la que algunos hacen serios esfuerzos por volver.

Fuente: cuartopoder.es

Deja un comentario