Toxo y Álvarez advierten de que igualar por abajo las indemnizaciones sería ‘casus belli’

“No hay que esperar al 31 de octubre para determinar si puede o no subir las pensiones”, señala Álvarez

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, respectivamente, han reclamado este miércoles al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que suba las pensiones un 1,1% en 2017, con la opción de que este incremento sea revisado a finales de dicho ejercicio en caso de desviación al alza de los precios.

En rueda de prensa, los líderes sindicales han explicado que han remitido hoy mismo una carta a Rajoy en la que le instan a revalorizar las pensiones en 2017 con un aumento inicial equivalente al crecimiento medio del IPC previsto para ese año (1,1%).

“El Gobierno no puede continuar utilizando los sentimientos de miles de jubilados y pensionistas en beneficio propio y no hay que esperar al 31 de octubre para determinar si puede o no subir las pensiones. Ese 1,1% generará tranquilidad y sosiego a los pensionistas y favorecería la recuperación económica”, ha subrayado Álvarez.

También le reclaman subir el salario mínimo interprofesional (SMI) a 800 euros mensuales en 2017 y abrir una negociación en el ámbito de la Función Pública para incrementar los salarios de los empleados públicos.

Todas estas medidas, han señalado, pueden ver la luz antes de final de año, sin necesidad de esperar a la formación de un nuevo Gobierno, a través de un Decreto Ley o un Real Decreto Ley, aunque entienden que la forma “más limpia” sería la de hacerlo a través de una proposición de ley.

“El Gobierno se ha acostumbrado a trabajar con el Decreto Ley o el Real Decreto Ley y la urgencia y el interés general pueden aconsejar su uso en este caso”, afirma Toxo

Por ello, también tienen previsto trasladar todas estas propuestas a los Grupos Parlamentarios, con quienes han pedido nuevas reuniones, porque en caso de que el Gobierno no quisiera aprobar estas propuestas por decreto, se podría hacer a través del Parlamento, acortando los plazos de tramitación.

“A pesar de que el Gobierno está en funciones y de la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado, hay mecanismos legales para hacerlo. El Gobierno se ha acostumbrado a trabajar con el Decreto Ley o el Real Decreto Ley y la urgencia y el interés general pueden aconsejar su uso en este caso, o bien hacerlo a través de una proposición de ley, que sería más limpio”, ha dicho Toxo.

Los líderes sindicales confían en que, esta vez, Rajoy sí les dé una pronta respuesta a esta carta, ya que la anterior, enviada en julio, no ha tenido respuesta “hasta ayer mismo”.

MEJORAR LOS INGRESOS DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Los dirigentes sindicales han trasladado también en su carta a Rajoy que tome la iniciativa para abordar de inmediato el estudio y la aprobación de medidas urgentes dirigidas a mejorar los ingresos de la Seguridad Social, con aportaciones desde los Presupuestos Generales del Estado financiadas con cargo a impuestos.

En este punto, han recordado al Gobierno en funciones que en 2017 sólo podrá sacar hasta 3.000 millones de euros de la ‘hucha de las pensiones’ porque finaliza la vigencia de la disposición que aprobó en su día para saltarse esa limitación, establecida en la Ley del Fondo de Reserva.

Así, para hablar de estas cuestiones y abordar la subida del SMI y de los salarios de los empleados públicos, los sindicatos reclaman a Rajoy la convocatoria urgente del Pacto de Toledo y la apertura de un proceso de diálogo social.

ADVERTENCIA SOBRE LA SENTENCIA DEL TJUE

Toxo y Álvarez también han advertido al Gobierno de que igualar “por abajo” las indemnizaciones de los contratos sería “casus belli y una declaración de guerra en toda regla”. Así han respondido ambos dirigentes al ser preguntados por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)que considera discriminatorio que los contratos temporales tengan indemnización distinta a la de los contratos indefinidos en iguales condiciones.

Los dirigentes sindicales han dejado claro que esta sentencia “nada tiene que ver” con el contrato único y han pedido que nadie aproveche el fallo para instaurar el contrato único e igualar las indemnizaciones “por abajo”. “El contrato único de Ciudadanos no tiene cabida en la Constitución española (…) Cuidado con aprovechar el paso del Pisuerga por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea”, ha avisado Toxo.

Asimismo han subrayado que “se opondrán con todos los medios” que tienen a su alcance si alguien cae en la tentación de equiparar las indemnizaciones de los contratos “por abajo”. Toxo y Álvarez han afirmado que aún no han evaluado el coste potencial de la sentencia, pero han indicado que la cantidad no será un problema porque “no es una cosa que la empresa española no pueda asumir”.

Por ello, han pedido “menos ruido”, porque su importancia para las empresas, en términos económicos, es “muy limitada”. “No se va a armar una situación de caos para la economía española”, ha dicho Toxo, mientras que Álvarez ha calificado de “barbaridad” que en algunos medios se haya cifrado el impacto del fallo en 350 millones de euros en la Función Pública.

Los dirigentes sindicales han instado a acometer una reforma parcial del Estatuto de los Trabajadores para acomodarlo al sentido del fallo, en el que, según han precisado, “no se habla de una sola indemnización”.

Preguntados por la valoración que ha realizado de esta sentencia el director de Relaciones Laborales de la CEOE, Jordi García Viña, que no ve extrapolable el fallo a la normativa española, Toxo ha insistido en que la sentencia es “clara” y la lamentado que el dirigente empresarial “haya perdido la oportunidad para reconciliarse con quienes trabajan en las empresas asociadas a la CEOE, que son las que les pagan el salario”.

Fuente: nuevatribuna.es

Deja un comentario