PSOE: Aceptar el chantaje para evitar el hundimiento

 

El Partido Popular tiene dos caminos a seguir tras la dimisión de Pedro Sánchez como Secretario General del PSOE: Hacer leña del árbol caído o seguir adelante con la formación de Gobierno.

Según algunos sondeos que han aparecido los últimos días –sin tener muy claro que hayan recogido temporalmente el espectáculo en Ferraz en su proceso de encuestación-, la derecha del país –PP+Cs- podría sumar una mayoría absoluta sin requerimientos de más fuerzas políticas. Por otro lado, el PSOE parece seguir en caída libre, volviendo a resonar el ‘sorpasso’ de Unidos Podemos –aunque quién se fía de las encuestas, ¿no?-.

Ni que mencionar que ahora mismo el Partido Socialista no tiene un liderazgo, pues la gestora exprés tras la dimisión de Pedro Sánchez ha descabezado al partido. Es por ello que, si el Partido Popular planea su estrategia en pro del partido, forzará la sumisión total del PSOE hasta el punto en el que no puedan aceptar las condiciones, arrastrándoles a unas terceras elecciones demoledoras –algunos ya meten, de partida, la aprobación de los Presupuestos para la formación de Gobierno-.

Por otro lado, si el PP piensa en clave de Régimen, facilitará la abstención del PSOE para llevar a cabo la investidura a tiempo y evitar elecciones. Esto sería un parche temporal para los socialistas, que tendrían algo de margen para renovar su liderazgo y paliar su radical crisis interna. También para Ciudadanos, que pese a seguir inflado en las encuestas, las dinámicas de Galicia y País Vasco también parecen señalar su proceso de “upyderación”.

Sea cual fuere el escenario, el Partido Popular vuela los aires a su favor. La crisis del PSOE, en clave mediática, además de beneficiar políticamente a los de Rajoy, han dejado en un muy segundo plano los juicios de las Tarjetas Black, donde el PP tiene la mayor responsabilidad de lo ocurrido y que algunos señalaban como un punto clave en una lógica preelectoral contra Rajoy y la corrupción.

El PSOE ha perdido su capacidad de elección sobre qué camino elegir –si lo era pactar con independentistas y UP, la abstención o forzar las terceras elecciones-. Todas resonaban en negativo para el liderazgo de Sánchez, pero en este momento simplemente están expuestos a los cálculos y posicionamientos del Partido Popular. Veremos cómo se pronuncian de Rajoy en los próximos días.

El DesperTTador 3.0 / Editorial

Deja un comentario