Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE, allana el camino para un gobierno del PP

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ha reconocido que “va a haber que asumir el desgaste” de dejar gobernar a Mariano Rajoy, y ha argumentado que “la peor de las soluciones” para el PSOE y para España es ir a elecciones. En su primera comparecencia ante los medios de comunicación ha anunciado que convocará a los secretarios generales de las distintas federaciones para “unificar posiciones” y ha dicho que si Rajoy le llama hablará y se reunirá con él.

La reunión de la gestora ha durado hora y media y, según ha dicho, se ha centrado únicamente en la distribución de funciones. El portavoz será el diputado autonómico andaluz Mario Jiménez, persona de la máxima confianza de la presidenta andaluza Susana Díaz. Los demás cometidos se distribuirán entre los restantes miembros y se comunicarán próximamente.

Fernández ha evitado anunciar la fecha de la convocatoria del Comité Federal que deberá decidir la orientación política ante la investidura de Rajoy y la formación del gobierno del país. Algunos dirigentes esperaban que anunciara la reunión del máximo órgano para el próximo fin de semana, pero el presidente estima necesario “bajar la tensión interna” y tomarse un tiempo de reflexión “porque estábamos –ha dicho– en una dinámica interna insostenible”.

Los portavoces parlamentarios, Iratxe García (Parlamento Europeo), Antonio Hernándo(Congreso) y Oscar López (Senado), han puesto sus cargos a disposición de Fernández, quien ha dicho que “no han dimitido” todavía y que resolverá si continúan en sus puestos o son sustituidos. Sobre el funcionamiento de los grupos parlamentarios existe un debate pendiente en el PSOE: unos opinan que los parlamentarios deben elegir a la dirección del grupo y otros mantienen que ha de ser, como hasta ahora, la dirección del partido la que los designe.

Con el planteamiento de Fernández, que ha querido dejar clara la compatibilidad entre la presidencia temporal del PSOE y su cargo de presidente del Principado de Asturias, se da por hecho que el Comité Federal no decidirá sobre la gobernación del país hasta mediados de octubre. “Si no estuviera Rajoy –ha dicho–, habría facilitado ya el acuerdo”. Se ha remitido para ello a la posición de Ciudadanos, cuyo líder, Albert Rivera, había solicitado “un paso atrás” del dirigente del PP.

Preguntado si está dispuesto a dar libertad de voto para facilitar una abstención parcial de los diputados socialistas a la investidura de Rajoy, contestó que “ni me lo planteo siquiera”. “No sé si la alternativa es abstenerse o no, yo tengo mi opinión, pero no debo pronunciarme porque es algo que se va a decidir en el seno del Comité Federal”. No obstante reiteró que el PSOE lo tiene muy difícil para gobernar y que nadie quiere que haya nuevas elecciones.

Tal como avanzó este diario, el depuesto secretario general Pedro Sánchez ha informado en las redes sociales que se mantendrá en su escaño como diputado. “Tengo un compromiso con los electores y voy a seguir trabajando desde mi escaño de diputado para mejorar la vida de los ciudadanos””, ha escrito en Twitter. La división en el seno del PSOE se ha traslado ya al grupo parlamentario, donde algunos diputados del PSC comentan en privado que no facilitarán la investidura ni el gobierno de Rajoy con su abstención.

Fuente: cuartopoder.es

Etiquetado Como

Deja un comentario