Juntxs Podemos: “Creemos haber constituido una opción abierta, plural, pero con un proyecto político unitario”

Ramón Espinar fue elegido en mayo 2015 diputado de la Asamblea de Madrid por Podemos y en julio fue elegido senador en representación de la Comunidad de Madrid. Es uno de los integrantes de Podemos Escucha en un principio y ahora de Juntas Podemos tras la fusión y el consenso alcanzado la pasada semana con Reinicia Podemos. Hablamos con su equipo  sobre estos documentos que se votan estos días para el Consejo Ciudadano de Madrid.

¿Cuáles son los orígenes de esta iniciativa? ¿Quiénes son los impulsores principales y cómo se concibe este proyecto?

No hay un origen como tal, pero sí un camino en el que nos hemos encontrado. Juntas Podemos es fruto de más de un mes de escucha, reflexión y debate con los círculos y la militancia durante este último mes. Refleja la voluntad de acuerdo entre distintas sensibilidades dentro de Podemos, integrándolas en una hoja de ruta política para el Podemos-Comunidad de Madrid que viene. Ahí está la clave, frente a la disputa en términos de “liderezgos y caras” nuestra apuesta es por un “proyecto político”, sin complejos, plural y amalgamado con la sociedad civil y los movimientos sociales. Un Podemos como aglutinante de movimiento popular llamado a desalojar a los gansgters de la Púnica de la Asamblea de Madrid y a liderar el próximo gobierno autonómico.

Respecto a los impulsores, insisto, Juntas Podemos es un proyecto político de la militancia y los círculos, ahí reside el impulso. Entre todas y todos, juntas y juntos, hemos sido capaces de constituir una nueva mayoría de las gentes del cambio dentro de Podemos.

¿Qué tres puntos  fundamentales destacarías de  vuestro documento?

En un ejercicio de síntesis, ahí va:

  1. Diagnóstico. Tras la irrupción en las instituciones Podemos se quedó sin hoja de ruta. Necesitamos reconvertir la máquina de “guerra electoral” que ha sido Podemos hasta la fecha en un proyecto político que recupere la transversalidad del 15-M, que no tiene que ver con izquierdas ni derechas, sino con hablarle a la gente de los problemas que tienen en su casa, convertir los problemas individuales en problemas sociales, politizarlos y darles una respuesta colectiva. En esta tarea tienen un papel fundamental las instituciones pero también y especialmente, dado el rol que nos toca desempeñar en la Comunidad de Madrid, nuestra militancia y círculos, construyendo comunidad frente al aislamiento, tejiendo movimiento popular y empoderando a la ciudadanía para contrapesar al gobierno con más fuerza.
  2. En este mes largo de diálogo con nuestra militancia y círculos hay una expresión frecurrente: “estamos abandonados”. Esto quizá no ocurre en la capital, pero sí en buena parte de los municipios de la región. Tenemos que ser capaces de integrar a los municipios, a sus Consejos Ciudadanos Municipales y Círculos en el día a día de la organización a nivel autonómico. Para ello es necesario que tengan cabida en la estructura orgánica. En ese sentido nuestra propuesta de Consejo Territorial Autonómico, con poder político y ejecutivo real, está compuesto en un 50% por cargos orgánicos municipales y el 50% restante, por representantes de los círculos. Somos el único proyecto que incluye a los Círculos en órganos políticos y ejecutivos con poder de decisión. Hay quien dice que el nuestro es “el proyecto de los círculos”, creo que en cierto modo es así y estamos orgullosos de ello.
  3. El municipalismo es parte de nuestro ADN. Entendemos que el espacio político del cambio no lo agota Podemos. Es necesario componerse con el resto de actores políticos y sociales comprometidos con el cambio en la región. Así, en nuestro proyecto apostamos por la creación de “Espacios Abiertos al Cambio” en todos los municipios, dinamizando la interlocución y cooperación entre Podemos, las CUP’s, la sociedad civil y los movimientos sociales, en coordinación con el “Espacio Abierto al Cambio Autonómico”. Esta apuesta persigue ser más eficaces y útiles a la gente, sumar fuerzas y avanzar hacia la construcción de un verdadero movimiento popular.

 ¿Os veis con fuerza en la competición frente otras iniciativas para que salga adelante vuestro documento?

Claro, de no ser así no habríamos presentado los documentos. La fuerza de Juntas Podemos reside en la capacidad de composición entre distintas sensibilidades políticas dentro de Podemos, creemos haber constituido una opción abierta, plural, pero con un proyecto político unitario. Salimos a ganar.

 ¿Cómo valoráis el debate entre diferentes corrientes materializadas aquí en la CAM? ¿Sale Podemos fortalecido con este proceso?

El debate es siempre positivo, tristemente los medios de comunicación tienden a caricaturizar las posiciones. Por ejemplo, el debate “instituciones-movimiento popular” es artificial, no existe. Las instituciones son necesarias, entramos en ellas para cambiar la sociedad y poner los intereses de la gente en el centro del debate político. No obstante entendemos que sin la construcción de un verdadero movimiento popular que empuje y fortalezca nuestro trabajo en las instituciones estamos condenados al aislamiento parlamentario. Es ahí donde nos quieren, encerrados en las instituciones para invisibilizarnos y subalternizarnos, más aún cuando se consume el repliegue conservador y nuevo triunvirato del régimen este domingo. En este sentido Juntas Podemos lo tenemos claro, hay que apostar por la militancia, los círculos y la construcción de un movimiento popular que empuje y potencie nuestra capacidad de acción en las instituciones. Otros proyectos que concurren en este proceso, en cambio, parecen querer encerrarse en las instituciones y esperar a que el movimiento popular venga a apoyarnos. Si esto ocurre creemos que la sociedad civil y los movimientos sociales acudirán a las instituciones, pero no para apoyarnos, sino para combatirnos, nos habremos convertido en un partido más.

Con todo, sí, Podemos saldrá fortalecido de este proceso, el diálogo, el debate y la democracia siempre nos sientan bien.

 

Deja un comentario