El PSOE “pensó en el elefante”, y se hizo la Gran Coalición

Ayer Pablo Iglesias, en su papel más politológico, sacó a relucir la obra más conocida del lingüista norteamericano George Lakoff, “No pienses en un elefante”. ¿Qué quería señalar con esto? Que en comunicación política, si no construyes tu discurso y tu proyecto político, te lo hacen. Aunque lo niegues –sobre todo si lo niegas-. El elefante originalmente se refiere al logo del Partido Republicano conservador en los EEUU (el Partido Popular en nuestro caso), y la obra de Lakoff viene a señalar el vaciado ideológico del Partido Demócrata y su incapacidad de formar una alternativa política original y aglutinadora: Hasta la llegada de Obama los progresistas solo podían negar los focos de debate (marcos discursivos) que imponían los republicanos, y perdían.

Algo así ha pasado en España.  La cara de Antonio Hernando tras las envestidas de Pablo Iglesias resaltaba ese ambiente de entierro de un PSOE sin proyecto desde que perdió las elecciones en 2011, que ha basado su estrategia en negar todo lo que le echaba Rajoy, consumando su salto de la oposición al camino de la pasokización –o traducido desde el griego: la desaparición política-. Digo esto porque, a diferencia de los EEUU donde no hay vida a la izquierda del Partido Demócrata capaz de disputarles unas elecciones, como es lo propio de los sistemas presidenciales, en España sí la hay, con proyecto propio, y el sábado se inviste automáticamente en oposición: Unidos Podemos.

Tras el fin de la primera ronda de investidura que hará Presidente del Gobierno a Mariano Rajoy con el apoyo del PSOE y Ciudadanos podemos afirmar algo: el bipartidismo ha muerto, descanse en paz. Se acabó ese ir y venir de dos partidos que se repartían la derecha y la izquierda, pese a que coincidieran en los aspectos fundamentales de nuestro país, como bien señalaba ayer Rajoy. Ese marco cultural que definía una barrera entre dos mundos ha sido derrumbada, ha nacido la Gran Coalición, denominada hace 5 años en las calles como el PPSOE –todo hay que decirlo, Ciudadanos sigue teniendo la misma importancia que entonces en dicha coalición: nada en absoluto-.

En el mismo sentido, ayer asistimos a un escenario de ‘todos contra Podemos’, otra prueba más de cómo se han conformado las coaliciones, en un ambiente muy polarizado donde fue válido que Albert Rivera llamara ‘gilipollas’ a Pablo Iglesias, o que la Presidenta de la Cámara no diera la voz a Unidos Podemos tras una falsa acusación de financiación ilegal del perro rabioso del PP. ¿El resumen? Un Partido Popular fortalecido, un PSOE humillado, y un Ciudadanos… ¿Quiénes son esos?

Y, por supuesto, la conformación de otra gran coalición en la oposición: la de Unidos Podemos con la protesta social, la de ahora y la que vendrá acompañada de los recortes recogidos en Bruselas y que serán aplicados por el Partido Popular con la vista gorda del PSOE. Vuelve a estar claro que la división izquierda-derecha no lo explica todo en política: El escenario de élites político-empresariales contra la ciudadanía se reactiva, nunca dejó de estarlo. Éstas son las únicas coaliciones reales.

Editorial // Redacción de El DesperTTador 3.0

  1. […] Y, por supuesto, la conformación de otra gran coalición en la oposición: la de Unidos Podemos con la protesta social, la de ahora y la que vendrá acompañada de los recortes recogidos en Bruselas y que serán aplicados por el Partido Popular con la vista gorda del PSOE. Vuelve a estar claro que la división izquierda-derecha no lo explica todo en política: El escenario de élites político-empresariales contra la ciudadanía se reactiva, nunca dejó de estarlo. Éstas son las únicas coaliciones reales. Fuente: http://www.eldesperttador.org/2016/10/28/psoe-penso-elefante-se-la-gran-coalicion/ […]

    Responder

Deja un comentario