El País recalca su línea editorial en la carta a un lector

La última del diario de Cebrián y el grupo PRISA tiene que ver con el contenido de una carta recibida por un lector que se da de baja de El País por su desaprobación a la línea editorial seguida en los últimos meses contra el PSOE de Pedro Sánchez,  concretamente la del 29 de septiembre –Salvar al PSOE: El cese inevitable y legítimo de Pedro Sánchez es la única salida para el partido-, en la que el tono supera el respeto y tacha al ex Secretario General de “insensato sin escrúpulos que no duda en destruir el partido que con tanto desacierto ha dirigido”.

En ella, El País afirma, bajo la firma de Antonio Caño –director del periódico-, que “un gran medio de comunicación tiene la obligación de sostener posiciones claras y firmes sobre lo que considera el mejor camino a seguir”, en lo que describe como un momento de trascendencia histórica para nuestro país, en medio de una especie de caos y confusión.

Así mismo, se consideran presa de la misma efervescencia que “denunciamos y combativos”, haciendo referencia a un entorno de “incompetencia e irresponsabilidad de unos y otros que ha creado un clima de irritación y desánimo en una gran parte de la sociedad”.

Como puede observarse, la justificación y orientación del mensaje que transmite esta carta no parece el modelo a seguir en las escuelas de periodismo, donde es de intuir que señalarán que la función de un gran medio de comunicación es informar de manera imparcial como objetivo supremo, y no posicionarse ideológicamente haciendo campaña por uno u otro partido.

El discurso, político, agresivo y combativo, poco o nada tiene que ver con una nota informativa de un diario periodístico. Al contrario, parece justificar su falta de objetividad y la orientación de su línea editorial y las informaciones vendidas con el fin de influir en diferentes actores políticos, como el PSOE, o para atacar a otros que considera un peligro, como Unidos Podemos, en vez de simplemente informar de los procesos que actualmente transcurren en nuestro país. Coincide, por otro lado, con lo que señaló Pedro Sánchez en su entrevista con Jordi Évole en Salvados.

La gran duda es si el ex dirigente también dice la verdad al señalar que las líneas editoriales las marcan las entidades financieras y grandes multinacionales con intereses en evitar el entendimiento entre el PSOE y Podemos y mantener a la derecha en la Moncloa. Eso, desde luego, no lo ha incluido Antonio Caño en su carta.

Esta es la carta completa:

photo_2016-11-02_10-28-26

  1. El País, me destituyó de un foro en El País digital, por estar de parte de la política boliviana de Latinoamérica. Por tanto no me sorprende todo lo que está haciendo a favor de estas políticas defensoras de los poderosos y aplastantes de los trabajadores hasta el infinito

    Responder

Deja un comentario