Lo que hay detrás de la fortuna de Amancio Ortega

Ayer por la mañana la última edición española de la revista Forbes publicaba su listado de los personajes más ricos en nuestro país, ocupando el primer lugar Amancio Ortega cofundador de Inditex, que el pasado año aumentó su fortuna un 16,6% rondando ya los 71.000 millones de euros. Sólo la fortuna de Ortega, generada principalmente por la participación que mantiene en Inditex (59,29%) y el patrimonio inmobiliario que acumula, equivale a la riqueza que suman los 24 ricos que le siguen en la lista.

Las cien personas más ricas de España atesoran 198.425 millones de euros y según Forbes, el sector de la distribución textil y de la alimentación son los que han generado las mayores fortunas.

Sin embargo tras la fortuna de Amancio Ortega se esconden muchos trapos sucios que su dueño se empeña en ocultar. El pasado lunes, tras la emisión de un reportaje emitido en  la cadena británica BBC, el grupo Mango y Zara, pertenecientes a Inditex se vieron obligados a sacar un comunicado de prensa donde señalaban que “ya había detectado la presencia de sirios en situación irregular antes de que la BBC fuera a filmar“.

En el reportaje, el equipo investigador halló en la lavandería Goreteks  (Turquía) a refugiados sirios, en muchos casos menores, trabajando en turnos de 12 horas, sin contrato, sin una protección personal adecuada y cobrando una miseria con la que apenas pueden vivir.

El comunicado continúa diciendo que “pidió a la lavandería aplicar un plan de mejoras. Esta lavandería tiene hasta el próximo diciembre para introducir esos cambios o de lo contrario podría dejar de trabajar para la compañía española“. Esto deja entrever que Inditex permitirá que la subcontrata esclavice por dos meses más a estas personas, que además de haber huido de una guerra cruenta para salvar su vida, son títeres de gobiernos corruptos que firman tratados indecentes con el beneplácito de la Unión Europea y pasan a manos de empresarios ávidos de dinero y poder a los cuales no les importa lo más mínimo las condiciones laborales de estos trabajadores/as.

Elia García Domingo

Deja un comentario