Los Círculos, las corrientes en Podemos y la cuestión del poder (2ª parte)

(continuación del artículo “La cuestión del ‘poder’, los Círculos y el sujeto político de PODEMOS (parte 1ª)“)

Es necesario recordar, de nuevo, que el 15M supuso un cambio radical en la forma de participación política de este país y en Madrid se dio con gran impacto y visibilidad. Allí se creó una línea matriz que es la del “empoderamiento popular” y que fue retomada por PODEMOS con gran habilidad en esa forma organizativa que es el Círculo, donde se ha dado y se da la verdadera lucha entre los dos modelos de poder que se ha descrito en la parte anterior. Las Asambleas de Distrito del 15-M fueron recogidas por PODEMOS como Círculos de barrio o de distrito. Cada cual ha tenido su especificidad.

Recordemos también que en Vistalegre (octubre 2014) también se dio una batalla entre dos modelos de partido en cuanto a organización de la máxima dirección y en cuanto al enfoque de la lucha política. En las votaciones ganó el modelo de dirección única frente al modelo de dirección colegiada. Ciertamente se aprobó un modelo mixto de verticalidad en los órganos del partido y de cierta horizontalidad en la base al recogerse como estratégico en los Círculos, la experiencia popular del 15-M. La estructura del partido se configurará con unos Consejos Ciudadanos a nivel Municipal y unas Secretarías Grals., de mando fuerte, como mecanismo adecuado para el modelo de partido que se requería para enfrentar las elecciones y “ganar la guerra electoral” [2]. Pablo Iglesias salió elegido Secretario Gral., con Iñigo Errejón como Secretario Político, frente a la otra corriente de Izquierda Anticapitalista, que siguió trabajando dentro de PODEMOS. Esta maquinaria se procesa en primarias y se podría decir de ella que tenía un cierto tufillo a partido tradicional, pero sería equivocar las cosas pues era solo una cuestión táctica ya que el objetivo inmediato era ganar el máximo de cuota de poder institucional enfrentando las sucesivas batallas electorales de 2015 y aspirando a sobrepasar al PSOE en todas las elecciones previstas [3]. Decimos que seria erróneo ver como elemento determinante la componente vertical, porque el partido se fundamenta en el contrapeso de unos instrumentos – los Círculos -, que son espacios abiertos a la democracia expansiva, que es el objetivo estratégico que PODEMOS definió en Vistalegre. El “empoderamiento popular y ciudadano” es la característica esencial consensuada en Vistalegre entre las dos grandes corrientes de entonces, la de los Anticapitalistas, cuyo dirigentes más sonados eran Miguel Urbán y Pablo Echenique, y la de Claro Que Se Puede (CQP). Las votaciones las ganó CQP. Estas dos fuerzas han estado presentes y batallado entre si en las elecciones municipales y autonómicas de 2015 y han encontrado su propio equilibrio en la función política de cohesionamiento de los Secretari@s Generales.

A lo largo de 2015 se van constituyendo los Círculos a la par que se desarrollan las elecciones tanto internas de los Consejos Ciudadanos con su Sec.Gral., como en las institucionales (Ayuntamientos, Comunidades y Estado) en un febril proceso de lucha electoral interno y externo sin disponer del tiempo necesario para asentar el desarrollo organizativo, toda vez que las batallas electorales ocupan la atención y el 100% de los esfuerzos. Se puede decir que hacia el 20-D, en que se culmina el proceso con las elecciones generales, ya se habían desatado contradicciones en los Círculos que conviene examinar, pues irán en ascenso a lo largo de 2016 provocando un importante descontrol que lo llamaremos “proceso de antagonización” dentro de CQP que, al menos en Madrid, no se consigue controlar, dado que allí es donde los Círculos están más expuestos a la influencia institucional del poder neoliberal (el poder-como-fin).

La situación de indeterminación que resulta de las Elecciones Generales, viene caracterizada por la quiebra del turnismo disfrutado por los dos grandes partidos durante casi 38 años y la sustitución del bipartidismo por cuatro partidos estatales (PP, PSOE, PODEMOS y C’s) con poder de coalición, pero sin ser capaces de formar un gobierno de mayorías (absoluta o simple), aún ensayando todas las combinaciones posibles.

Esta incapacidad parlamentaria obliga a realizar unas nuevas elecciones el 26 J, sin tampoco obtener resultados que resuelvan el problema planteado en la primera legislatura. Se ha creado también una situación de antagonismo interno en el PSOE que no podemos analizar aquí, que tiene sus principios en la disyuntiva de favorecer con la abstención un Gobierno del PP+C’s, o bien un intento de Gobierno del cambio en el que el PSOE pacta con Unidos Podemos y los partidos nacionalistas, lo que  abriría un proceso de ruptura controlada con el viejo régimen del 78 cada vez más representado y sustentado por el PP.

Como consecuencia de este largo período de guerra electoral (dos años), PODEMOS que es un partido formado con una alta componente de espontaneidad, con militantes en gran parte sin experiencia política antes del 15M, desarrolla sus contradicciones internas sin poderlas encauzar pues los líderes fundadores están absorbidos por el trabajo parlamentario de enfrentar la crisis la Investidura, a favor del cambio y la ruptura con el régimen del 78; crisis que se desarrolla con gran expectación de los medios de comunicación, que centra todas la atenciones, en aislar al PP, partido ganador del primer puesto en diputados, que ha al perder 83 escaños y 3,6 millones de votos, está cojo y no puede constituir por si mismo una mayoría absoluta para la Investidura [4].

Las SEIS tendencias negativas de los Círculos y su influencia en @AdelantePodemos

En los Círculos tiene lugar importantes cambios en su seno que aquí los resumiremos en estos 5 puntos y que contribuyen al proceso de antagonización interna en la corriente CQP:

1.- El largo período de “guerra electoral” (2015 y 2016) conduce a las fuerzas internas de muchos Círculos a empoderarse endogámicamente, incapacitándose para ampliar la participación y para una práctica inclusiva de las divergencias internas, cerrándose a la democratización expansiva de la ciudadanía. Se constituyen “núcleos duros” de dirección en esos Círculos más avanzados, que por diversas circunstancias favorecen el concepto de poder-como-fin, es decir el viejo modelo de poder partidario. Es la tendencia que llamamos T-1.

2.- La constitución de las Concejalías tras las elecciones municipales de mayo de 2015, va creando estructuras de poder paralelo a las del Círculo y dado el poder económico de estas Concejalías muy superior al del Círculo, se produce una suplantación del partido por el Estado. La política municipal se elabora desde la óptica del poder institucional en lugar de hacerlo desde la instancia partidaria. El concepto de poder en las instituciones es siempre un poder-como-fin. Esta es la tendencia T-2.

3.-  Los Círculos, al carecer de personalidad jurídica no pueden tener financiamiento regulado ni legalizado por Hacienda, tienden a depender de la legalidad municipal y son arrastrados a la creación de aparatos y estructuras clientelares retribuidas por el presupuesto de las Concejalías, que a su vez se entrelazan con los Vocales Vecin@s. A esta la llamamos T-3.

4.- Los “núcleos duros”  de los Círculos más activos y desarrollados, creyendo que el frenazo a la expansión del “empoderamiento ciudadano y popular”, es debido a su dificultad para disponer de financiamiento propio, pasan a culpar de su crisis de “poder” al Consejo Ciudadano Municipal y a su Secretario Gral..  Esta es la tendencia T-4.

5.- Esos núcleos duros, aprovechas las contradicciones en otros Círculos para crear corrientes inter-círculos de dudosa legalidad estatutaria, pues sin duda atacan la unidad del partido, donde la Comisión de Garantía no interviene incomprensiblemente. Se va creando así una corriente de indignados que pasa a desafiar crecientemente a la Dirección política de los Consejos Ciudadanos sobre la que proyecta su propia deriva endogámica. Este desafío comienza uno de los Distritos más combativos de Madrid capital que promueve con otros apoyos de Círculos la formación de la plataforma Madrid es tu Momento, que desafiará al Secretario General y a la dirección del Consejo Ciudadano municipal. Y en los Consejos Ciudadanos de ciudades del Área Metropolitana de Madrid, así como en los Consejos Ciudadanos de Ayuntamientos de pueblos y centros urbanos de Madrid Comunidad Autónoma, se creará una corriente supra-circular contraria a las Dirección estatal de PODEMOS. Esta sería la tendencia T-5

6.- Como consecuencia de los choques internos en los Círculos, entre lo viejo y lo nuevo, e incluso en los Consejos Ciudadanos, una parte de la militancia se desencanta y se van o dejan del partido, al mismo tiempo que los núcleos duros empoderados en sus Círculos se enfadan con las Direcciones políticas, debilitándose PODEMOS como fuerza de la sociedad civil. Esta es la tendencia T-6

7.- Como consecuencia de las SEIS tendencias arriba señaladas se produce una séptima tendencia que la de la formación de una corriente política adversa al proyecto de PODEMOS, que se expresa en @AdelantePodemos [5].

Las siete tendencias anteriores favorecen el poder-como-fin y por tanto son contrarias al concepto de poder ciudadano o “poder-como-medio” que como hemos visto es la característica original de PODEMOS [6]. Estos con los factores determinantes de la antagonización producida dentro de PODEMOS, que permite vislumbrar que esta opción de @AdelantePodemos no podrá avanzar hacia el “empoderamiento ciudadano y popular”, lo que supondría la negación del principio estratégico clave de PODEMOS.

Características de @AdelantePodemos.

.- Promueve una forma cerrada de partido, que impedirá el principio de “empoderamiento popular y ciudadano” [7]

.- Prescinde de la relación dialéctica entre la lucha institucional y la movilización en la calle [8]

.- No define con claridad el principio de separación de poder entre Institucionalidad y partido, negando al partido el papel de determinación de la política municipal, autonómica y estatal [9].

.- Como consecuencia de su concepto del poder (como-finalidad) tiende a buscar acuerdos con el PSOE, huyendo de la esencia democrática de PODEMOS [10]

.- La consecuencia de todas estas características de Adelante, es a formar una corriente que Ramon Espinar llama acertadamente “normalizadora”  que conduce al partido a una homologación con el PSOE [11].

La dos candidaturas ya están lanzadas, la campaña electoral en marcha, las votaciones serán los días 5 a 9 de noviembre. El día del escrutinio se podrá saber que es lo que votaron los casi 70.000 inscritos en PODEMOS de la Comunidad de Madrid.

Próximamente 3ª parte: “El sujeto político de PODEMOS”

José M. Torres

Pilar Navarro


NOTAS:

[1] http://www.eldesperttador.org/2016/11/02/la-cuestion-del-poder-los-circulos-sujeto-politico-podemos-parte-1a/

LA CUESTIÓN DEL ‘PODER’, LOS CÍRCULOS Y EL SUJETO POLÍTICO DE PODEMOS (parte 1ª), 2 noviembre, 2016

[2] El escrito de Pablo Iglesias, de enero de 2014,  http://blogs.publico.es/pablo-iglesias/760/circulos-podemos/  referido ya en la Nota x de la 1ª parte de este trabajo dice literalmente: “Un Círculo Podemos es un punto de una red por la unidad, el cambio y la ruptura democrática. Un grupo que comparte que la dramática situación que vivimos sólo se arregla entre todos y con el protagonismo popular y ciudadano: no podemos seguir confiando en quienes nos han traído a esta situación dramática. Es un espacio ciudadano por la unidad para superar el régimen caduco y cambiar una Europa que hoy está al servicio de una minoría privilegiada……Un Círculo Podemos no es un grupo de apoyo de un partido, tiene total autonomía y en él caben gentes de diferentes sensibilidades y procedencias que no tienen que renunciar a sus militancias o preferencias.”

[3] Las sucesivas elecciones andaluzas (22-mar-2015), municipales (27-may-2015), autonómicas (27-may-2015) y estatales (20-dic-2015) que se realizaron durante el pasado año llevaron a PODEMOS a las instituciones, ocupando una cuota de poder considerable en las sucesivos niveles. En el caso de la Comunidad de Madrid consigue quedar en tercer lugar con 27 diputados48(PP)+ 37(PSOE)+37(PODEMOS)+27(C’s) = 129

[4] Basta el detalle de que entre el 20-nov-2011 y el 20-dic-2015, fechas en que se dan las elecciones generales, el PP ha a pasado de tener 186 a 123 escaños en un parlamento de 350 diputados.

[5] Léase la entrevista de Ramón Espinar en EL PAIS, Madrid, 2 de noviembre de 2016

http://politica.elpais.com/politica/2016/11/01/actualidad/1478021763_830630.html

ESPINAR: “NOSOTROS REPRESENTAMOS EL PODEMOS REBELDE”, Francesco Manetto, Elsa García de Blas,

[6] Véase la parte 1 de este trabajo, que ya se publico en “EL DESPERTTADOR 3.0”. Ver aquí referencia en  nota 1.

[7] Creo que en la configuración de Adelante hay una lógica de… quizá es duro decir esto, pero hay una lógica de cierre del aparato del partido”  Ver entrevista de Ramón ESPINAR, nota 5

[8] Creo que hay que empatizar menos con las otras bancadas del Parlamento y más con la gente que está en la calle. Y esa es la defensa que hacemos de la politización de lo cotidiano”. Idem nota 5

[9] El hecho mismo de cómo surge la iniciativa @AdelantePodemos indica su preocupación por el poder personal y la sobreactuación del poder institucional sobre el papel del partido.

[10] creo que hace un mal diagnóstico quien cree que nuestra hoja de ruta política para los próximos años pasa por entendernos con ese PSOE y por tener la mano tendida a ese PSOE. Creo que quien se tiene que mover es el PSOE, y que nosotros podemos llegar a acuerdos pero si el PSOE se mueve en los sustancial. Y que nosotros necesitamos, no ser duros o radicales, pero necesitamos ser firmes en la defensa de una España distinta a la del PP”. Idem nota 5

[11] “… una fuerza política que tiene que tender a una cierta normalización como partido para llegar a acuerdos y para disputar espacios sociológicos de votos al PSOE pareciéndonos más al PSOE o si somos una fuerza política de otras característica”. Idem. Nota 5

Deja un comentario