6 razones por las que se hace necesario un plan contra la pobreza energética

La muerte de Rosa, la anciana de Reus cuya casa ardió al encender una vela para poder calentarse, saltó a la palestra y a la agenda más actual para poner cara a un gran problema que asola a millones de personas en nuestro país: la pobreza energética. Aquí te ofrecemos seis razones por la que es necesario un plan de lucha contra ella:

  1. Más de 5 millones de personas la sufren

El equivalente al 11% de los hogares españoles se encuentran en una situación de pobreza energética. 5, 1 millones de personas en nuestro país no tiene los recursos suficientes para abastecerse de la energía mínima para subsistir, según un informe de ACA. Este mismo informe señala al elevado precio de las facturas del gas y la electricidad como principal causa. El estudio también indican que  desde la última edición publicada en 2012 la pobreza energética ha crecido un 22%.

  1. La factura del gas se ha incrementado un 67%

Desde el inicio de la crisis la luz ha pasado que costar 5,57 céntimos el kWh a 9,59 céntimos de euro. En 2014, Juan Rosell presidente de la CEOE y consejero de Gas Natural aumentaba sus beneficios por el mismo porcentaje.

  1. La luz ha subido un 73% desde 2008

Coincidiendo con el mandato de José Manuel Soria, la luz también tuvo su subida. Desde 2008, los 13,66 céntimos de euro a los que se pagaba el kWh eléctrico en 2008 han dejado paso a los 23,67 céntimos a abonar por cada kWh.

  1. Más de 3 millones de personas retrasan el pago de la luz

Según el mismo estudio de ACA, más de 3 millones de personas retrasan el pago de sus recibos energéticos por no poderles hacer frente. Si bien el Gobierno cuenta con un bono social en el que las familias reciben un descuento en su factura de la luz del 25% al tener a todos sus miembros en paro o pensionistas, este bono no se adjudica dependiendo de la renta por lo que la mayoría de quién lo necesitan no se benefician del mismo.

  1. Casi un millón y medio de españoles gasta un 20% de su sueldo en energía

Basándose en el promedio de las rentas mínimas de inserción en las Comunidades Autónomas, tasado en 415 euros al mes, se puede deducir que el  3% de los hogares (o 1,2 millones de personas) destina más del 20% de sus ingresos al pago de la energía. Lo aceptable sería que esta partida no superase el 5%.

  1. Casi ocho millones de personas viven en edificios energéticamente deficiente

Uno de los grandes problemas que aumentan el consumo energético es la deficiencia energética de los edificios. 7,8 millones de personas viven en edificios que no cumplen con los requisitos mínimos de eficiencia energética, lo que hace que su incremento en las facturas de luz y gas se incrementen de forma considerable.

Etiquetado Como

Deja un comentario