Identifican las huellas de la portavoz de Hogar Social Madrid en el ataque a la mezquita de la M-30

La Policía ha identificado las huellas dactilares de Melisa Domínguez, portavoz de Hogar Social Madrid, en uno de los objetos que abandonaron los atacantes después de atacar con bengalas y botes de humo la mezquita de la M-30 de Madrid.

Los hechos tuvieron lugar el 22 de marzo, tras el atentado yihaidista ocurrido en Bélgica. Varios miembros de este colectivo neonazi atacaron la mezquita y, a continuación, desplegaron una pancarta donde se podía leer :”Hoy Bruselas, ¿Mañana Madrid?”.

Durante la investigación de los hechos debido a un delito de desorden público (no de incitación al odio como pedía la acusación y la Fiscalía) se han encontrado hasta 14 huellas distintas de varios miembro, entre ellas las de Domínguez, que ha sido la cara visible de la organización desde que los medios empezasen a informar de su actividad.

Melisa, que no ha parado de defender que no son nazis sino socialistas mientras escondía la esvástica  de su tobillo, ya estaba fichada por la Policía, que ha incluido en su auto que ya es una vieja conocida por este tipo de actos.

Hogar Social Madrid no tardó en reivindicar el ataque, incluso organizó una bochornosa manifestación que rezaba “Españoles sí, Refugiados no”, y sigue recibiendo cobertura de medios generalistas para lavar su imagen y perpetuar el estigma de la preferencia nacional. Esta semana sus miembros fueron desalojados del antiguo edificio del NO-DO en el que se habían instalado a principios de octubre de 2015.

Deja un comentario