Más de tres millones de trabajadores pobres en nuestro país

Que la reforma laboral iniciada por nuestro país afecta cada vez más a las clases desfavorecidas es un hecho, pero una de sus consecuencias más alarmantes es el ascenso de las personas que, pese a tener un trabajo, están en situación de pobreza. Hoy, en nuestro país, son más de tres millones los trabajadores que no pueden cubrir con sus salarios las necesidades básicas para subsistir.

Según las últimas estadísticas de la OCDE,  más de tres millones de españoles están por debajo de los 9.615 euros anuales que definen el umbral de ingresos necesarios para subsistir. Además, 6 millones de personas viven en hogares donde no se trabajan los meses suficientes al año para poder cubrir las necesidades básicas de una familia.

Por otro lado, nuestro país sigue registrando un aumento de personas que ni siquiera cobran el salario mínimo. España cerró 2015 con una tasa de casi 6 millones de personas que no cobran ni siquiera el salario mínimo: 9.080,40 euros anuales. 

Como podemos observar, la crisis y la forma de salir del Partido Popular, está perpetuando la existencia y masificación de la figura del trabajador pobre. Sólo en el último año, España ha aumentado en un 1,16% la cifra de este tipo de empleados  en el último año y un 10, 9% desde el inicio de la crisis: casi 600.000 trabajadores más en esta situación que en 2008.

Estas cifras no son un tema baladí, este sector supone casi el 35% de los trabajadores de nuestro país y se está consolidando el número de contratos por meses, días e incluso horas.

Deja un comentario