(Editorial) El PSOE sigue preso

En un nuevo giro del Partido Socialista, los de Ferraz dejan de lado su escepticismo ante los presupuestos y afirman que negociarán con el PP sobre los mismos.

antonio-hernando-portavoz-psoe-congreso_696840591_20137040_667x375

Una vez más el PSOE ha vuelto ha reformular su postura ante Rajoy. Si después del golpe de estado interno para quitar a Sánchez y dar el Gobierno al PP pensábamos que se iban a posicionar en la izquierda e iban a plantar cara en el Parlamento, estábamos muy equivocados.

Cuando salió la noticia de que el PP preparaba sus presupuestos y necesitaba apoyos para sacarlos adelante, Antonio Hernando salía a la palestra como si nunca nada hubiese pasado y anunciaba que no pactarían de ninguna manera con el PP y que votarían en contra de los mismos. No tardó el escudero Rivera en pedir responsabilidad a los socialistas, y desde Génova empezaron a levantarse voces que amenazaban con unas nuevas elecciones ante la imposibilidad de gobernar. Sin duda, esto se hacía a la vez que se mostraba tranquilidad: ya no hay prisa por aprobar los presupuestos y que España ande, todos saben que tarde o temprano el PSOE cederá.

Y así ocurrió. El partido de la Gestora claudicará una vez más ante el Gobierno que más a precarizado a las clases populares y recortado en los servicios públicos en los años que llevamos de democrática. Se abrirán negociaciones para aprobar los presupestos bajo la amenaza de unas elecciones que terminen de hundir a un partido descabezado que sigue posponiendo la elección de un nuevo Secretario General.

Mientras, el ejecutivo seguirá usando su capacidad de veto, así como el Senado, para frenar y desechar toda medida legislativa que venga de la oposición que no sea de su agrado. Sobre todo, tal y como dijo Rajoy, si afecta precisamente al Presupuesto General del Estado.

Ahora recordamos las palabras de los que hicieron realidad la abstención, y que señalaban que podrían enfrentarse a un PP al que habían regalado el Gobierno desde el Parlamento. Lo cierto es que lo único que aprobarán será aquello con lo que estén de acuerdo con PP y Ciudadanos, asumiendo las tesis de recuperación económica vía recortes en gasto público.

La solución no consiste en parchear y poner maquillaje a las chapuzas y a los problemas existentes. Es necesario atajarlos de raíz, presentar propuestas que incentiven la inversión social y el ahorro de las familias y, por supuesto, acabar con la pobreza y la precariedad de los ciudadanos. Es un insulto para nuestra sociedad que se venda una recuperación mientras se bajan los salarios y se obliga a la gente a vivir con cada vez menos recursos y pedirles que estén agradecidos. Y, por supuesto, es un insulto no combatir a quienes lo hacen y pretender ser el faro de la izquierda mientras se negocia la pobreza.

Editorial // El Desperttador 3.0

  1. Este Hernando, nada más ver su foto me dan vómitos es el hombre más hipócrita y rastrero. El PSOE se entregó en los brazos del PP asumiendo la responsabilidad de apoyar los presupuestos. El PSOE hoy es el lame culos del PP. El PP les dice esto o elecciones. Y el PSOE, les dice, ahora mismo se firma lo que ustedes manden, (a sus ordenes señor Rajoy)

    Responder

Deja un comentario