Anticapitalistas propone excluir los crímenes franquistas de la ley de amnistía

Miguel Muñoz

Podemos continúa inmerso en su proceso para la asamblea ciudadana de Vistalegre II. Tras la presentación de los últimos documentos que quedaban, ahora es tiempo para las negociaciones e intentos de llegar a acuerdos. De forma paralela los equipos también podrán añadir propuestas a sus proyectos. En el caso de Anticapitalistas, la corriente representada por Miguel Urbán o Teresa Rodríguez, están dando a conocer diferentes anexos temáticos a los documentos que presentaron hace unos días agrupados en el equipo “Podemos en Movimiento”. Estos servirán como resoluciones programáticas que se deben también votar en la asamblea ciudadana. Una de ellas, titulada “Por el derecho a la justicia” y a la que ha tenido acceso cuartopoder.es, se centra en la memoria histórica. Entre otras cuestiones pide que Podemos presente una Proposición de Ley (PL) para modificar la ley 46/1977 (Ley de Amnistía) “impidiendo su aplicación a los crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura franquista, a los que les será aplicable todo lo dispuesto en la normativa internacional”.

Aparte de esta medida, dos más son las tareas que Podemos debe abordar en esta materia, según el texto de “Podemos en Movimiento”. La primera, “la integración de todos los grupos municipales de Podemos en la Red de ciudades por la Justicia”. El objetivo es la presentación por parte de los Ayuntamientos, en los juzgados territoriales correspondientes, de querellas contra los crímenes cometidos en sus municipios por la dictadura franquista. Por último, también proponen el impulso en todos los parlamentos y demás instituciones de representación política “de iniciativas que garanticen la aplicación del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y la Recuperación de la Memoria Histórica”. La resolución está firmada por el propio Urbán, los expresos y activistas antifranquistas Manuel Blanco Chivite, Chato Galante, Nati García y Paz Romero Pellejero. 

Desde este equipo recuerdan que el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha señalado en múltiples ocasiones que la “justicia transicional” es el requisito imprescindible para garantizar, los principios de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. Además consideran que “vivimos una realidad esperpéntica” ya que quienes denuncian crímenes contra la humanidad o piden el reconocimiento de derechos recogidos en tratados internacionales firmados por España, son tachados de “guerracivilistas vengativos que atentan contra la convivencia por medio de argucias jurídicas y falsedades históricas”. “Y esto en un país trufado de asociaciones, monumentos y otros elementos dedicados a glorificar las hazañas de reconocidos fascistas y criminales de guerra”, añaden.

Para la corriente anticapitalista, 80 años después de la sublevación militar y tras cuarenta años de democracia, “no hay justificación ética, social o política que permita el mantenimiento de la impunidad del franquismo”. Por ello, deben ser “aspectos básicos del cambio” que propugna Podemos “el reconocimiento a sus víctimas del derecho a la verdad, la justicia y la reparación”. También se critican los pactos de la Transición y defienden que la regeneración democrática “requiere necesariamente sacudirnos la pesada herencia del franquismo”.

“Es importante insistir en que no hablamos de historias del pasado, denunciamos la vergonzosa situación actual. La justicia internacional considera que los crímenes contra la humanidad son imprescriptibles e inamnistiables”, señala el texto. Y piden “poner a la sociedad delante del espejo, mostrarle lo que significa que hoy siga habiendo fosas cerradas, personas con su identidad perdida, desaparecida o robada, personas torturadas que conviven con sus torturadores, ministros que firmaron sentencias de muerte, familiares de los condenados que conviven con esos ministros, etc”.

Por último apuntan que no piden verdad, justicia y reparación solo para las víctimas, “sino para el conjunto de la sociedad” porque es “la que paga en su convivencia la negación de estos derechos”. “Juzgar los crímenes franquistas supone leer esa negra página de nuestra historia que cada vez es más urgente pasar”, añaden. Para “Podemos en Movimiento” la crisis del sistema ha roto las costuras de un régimen donde no entra ya la sociedad real”. “Nunca el pasado estuvo tan presente y nada ni nadie impedirá que el franquismo termine rindiendo cuentas ante la justicia y la historia, es sólo cuestión de tiempo, y no mucho. El largo ciclo de ignominia instalado en la Transición podrá por fin cerrarse y nuestro sistema político librarse de la corrosión moral franquista que ha pervivido hasta hoy”, concluyen. Esta iniciativa se suma a otras propuestas concretas ya presentadas como la organización de una conferencia internacional antifascista adelantada por este medio.

IU también prepara una campaña

Por su parte, la dirección de IU aprobó ayer una campaña en la misma línea. El objetivo del partido que lidera Alberto Garzón es también “conseguir la derogación de la Ley de Amnistía de 1977 y acabar con la impunidad franquista que garantiza ésta”. “IU pretende poner fin así a los condicionantes jurídicos que, a día de hoy, se esgrimen desde distintos ámbitos políticos y judiciales como freno a la lucha por la Verdad, la Justicia y la Reparación de las víctimas del franquismo”, señalan. Entre las acciones prevista se encuentra concretar una iniciativa parlamentaria que IU tramitará como proposición de ley a través del Grupo de Unidos Podemos.

Fuente: cuartopoder.es

Deja un comentario