Lenín Moreno gana en Ecuador, dando continuidad a la lucha contra la desigualdad

Con más del 96% de los votos escrutados el Consejo Nacional Electoral ha dado la victoria a Lenin Moreno, con el 51,12% de los votos frente a los 48,88 de Lasso, el banquero conservador que aspiraba a disputar el cargo.

Con el escrutinio al 96,39 %, los resultados del Consejo Nacional Electoral (CNE) dan ventaja al candidato del movimiento de izquierda Alianza País (AP), Lenín Moreno, con el 51,12 % de los votos, frente al 48,88 % del centroderechista Guillermo Lasso, candidato por Creando Oportunidades (CREO).

Un total de 12,8 millones de electores estaban facultados para participar en la segunda vuelta de los comicios presidenciales en Ecuador, a la que llegaron Moreno y Lasso tras ser los candidatos más votados en la primera vuelta, celebrada el pasado 19 de febrero.

El presidente del Consejo Nacional Electoral, Juan Pablo Pozo, encargado de hacer el anuncio, ha indicado que hasta el momento se han procesado 38.653 de las 41.042 actas, pidiendo que los resultados sean respetados. “Ecuador ha dado muestras al mundo de participación y democracia. Respetar los resultados es de respeto a cada ciudadana y ciudadano que acudió a las urnas de forma libre y democrática”, ha manifestado.

El candidato opositor a la presidencia de Ecuador, Guillermo Lasso, denunció “pretensiones de fraude” en las elecciones celebradas hoy en su país y dijo que ha informado de ello al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro; y ha convocado una serie de protestas por todo el país. La razón de la acusación de fraude viene de la diferencia entre los resultados a pie de urna y los finalmente escrutados, de, según él, hasta 8 puntos por encima. El partido desde el que se presentaba Lenín, PAIS, ha contestado con el siguiente comunicado

Por su parte Lenín Moreno ya ha celebrado la victoria y ha afirmado que será el Presidente de todos los Ecuatorianos. Esta victoria es una muestra del apoyo del pueblo de Ecuador a la revolución democrática emprendida en 2007, que ha supuesto la reducción de la pobreza y la desigualdad y una extensión de derechos sociales sin precedente en la historia del país.

Esta victoria supone la continuidad de algunas iniciativas en política internacional como la lucha contra los paraísos fiscales o por la regulación de las actividades de las transnacionales. Además, pone el freno al retorno neoliberal que empezaba a ganar terreno en América Latina, con en las Presidenciales Argentinas con Macri, o el Parlamento venezolano, controlado por la oposición a Maduro.

Deja un comentario